Desarticulada una banda extremadamente violenta que robaba bancos y joyerías

  • Hay seis detenidos: cuatro peruanos y dos cubanos.
  • Se les imputan, al menos, 16 delitos de este tipo.
  • Atropellaron a un niño de 5 años y lo dejaron abandonado a su suerte.
Puedes ampliar y reducir este mapa o desplazarte por él
Agentes de Policía Nacional han detenido a seis personas, cuatro de ellas de nacionalidad peruana y dos cubana, acusados de integrar un grupo organizado especializado en robos con violencia e intimidación, al que se imputan al menos 16 delitos.

Entre los 16 delitos que se dan por esclarecidos figura un atraco a una entidad bancaria en Fuenlabrada, varios asaltos a joyerías, entre ellos uno en Torrejón de Ardoz, y varios robos con violencia de vehículos de alta gama, según la Jefatura Superior de Policía

Todos los detenidos, mayores de edad y con antecedentes policiales, han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, que ha decretado su ingreso en prisión.

Son los peruanos Jonathan José O.P, de 25 años, con seis reclamaciones en vigor; Enzo Paolo T.E., de 18 años, y Diego Adolfo M.V., de 27, con dos reclamaciones en vigor cada uno; y Yaquelín C.R., mujer de 23 años, con varias reclamaciones en vigor; y los cubanos Juan Carlos C.R., de 21 años, y Alberto M.P., de 25 años.

Un grupo organizado

A mediados de julio, agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, en colaboración con el grupo de judicial de la Comisaría de Alcobendas, tuvieron conocimiento de que un grupo organizado podría estar detrás de varios robos con violencia, llevados a cabo tanto en Madrid capital como en diferentes pueblos de la comunidad.

Pudieron averiguar de las denuncias, que los hechos presentaban similitudes, ya que se trataba de un grupo compuesto por cinco o seis personas, todas ellas sudamericanas y que utilizaban para sus golpes vehículos de alta gama previamente sustraídos.

Otra de las características de esta organización era su predilección por las zonas de la Moraleja y Pozuelo.

Embestían a los coches policiales

Para ello, previamente sustraían un vehículo de alta gama, luego, seleccionaban su objetivo y finalmente ejecutaban el golpe sin dudar en utilizar la violencia necesaria para conseguir su objetivo.

Entre las pruebas que dan muestra de la violencia con la que este grupo criminal se empleaba, la policía destaca que en uno de sus actos preparatorios, cuando reconocían el lugar, atropellaron a un menor de 5 años y le dejaron abandonado a su suerte.

Otra muestra es que en el momento en que los policías iban a detenerlos se resistieron de forma "violentísima" y llegaron incluso a embestir a los coches policiales, dos de los cuales quedaron destrozados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento