Donald Tusk, elegido presidente del PP europeo con un mensaje antipopulista

  • "No podemos ceder la seguridad y el orden a autócratas y populistas", dijo el aún presidente del Consejo Europeo.
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en el congreso del Partido Popular Europeo, en Zagreb (Croacia).
El presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, en el congreso del Partido Popular Europeo, en Zagreb (Croacia).
ANTONIO BAT / EFE

El polaco Donald Tusk fue elegido este miércoles en Zagreb (Croacia) nuevo presidente del Partido Popular Europeo (PPE), con la misión de infundir un nuevo ímpetu en la mayor familia política europea y plantar cara al populismo.

"Mantengámonos juntos en el campo de batalla político más importante: a un lado, los partidos de populismo irresponsable y, al otro, nuestro partido de popularidad responsable", insistió Tusk antes de su elección en el congreso que los populares celebran hasta este jueves.

Tusk lanzó una velada pero directa crítica a Viktor Orbán, el primer ministro ultranacionalista de Hungría, cuyo partido, el Fidesz, ha sido suspendido del PPE por considerar que sus políticas violan sus valores.

"No sacrificaremos valores como las libertades cívicas, el imperio de la ley y la decencia en la vida pública en aras de la seguridad y del orden, porque no es necesario, porque no se excluyen mutuamente", aseguró ante los delegados, entre los que estaban jefes de Gobierno como la alemana Angela Merkel o el búlgaro Boiko Borisov. Quien no pueda aceptar esto, aseguró, se está colocando fuera de la familia del PPE.

Libertad y seguridad

Con todo, Tusk dijo que los conservadores no pueden renunciar a hacer saber a la opinión pública que se atienden sus inquietudes y miedos en materia de seguridad, pero sin recurrir a las estrategias de los populistas.

"No podemos ceder las esferas de la seguridad y el orden a autócratas y populistas que llevan a la gente a creer que la libertad no puede conciliarse con la seguridad", dijo.

"Esa es la esencia de nuestro debate interno en el Partido Popular Europeo", resumió Tusk.

La canciller alemana, Angela Merkel; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula van der Leyen; la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic; y el nuevo presidente del Partido Popular Europeo, Donald Tusk, en Zagreb (Croacia).
La canciller alemana, Angela Merkel; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula van der Leyen; la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic; y el nuevo presidente del Partido Popular Europeo, Donald Tusk, en Zagreb (Croacia).
ANTONIO BAT / EFE

Quien el próximo 1 de diciembre dejará de ser presidente del Consejo Europeo, fue elegido para dirigir a la familia democristiana con el apoyo de 491 delegados y la oposición de 37, además de doce votos nulos.

Tusk, el único candidato para sustituir a Joseph Daul, anunció tras confirmarse su designación que propondrá que el español Antonio López-Isturiz sea reelegido como secretario general de la formación.

El congreso, que se celebra bajo el nombre "Una Europa. Nuestro Planeta. Vuestro Partido", aún debe elegir este jueves a los diez vicepresidentes del PPE, al secretario general y al tesorero, y se espera que adopte una resolución sobre el cambio climático.

Tusk toma el mando después de que el PPE, todavía la principal fuerza en el Parlamento Europeo, con 182 de los 751 escaños, perdiera 34 asientos en las elecciones del pasado mayo.

Cambio climático

Un tema clave de la reunión será la necesidad de contar con una política climática efectiva, como destacaron este miércoles al comienzo del congreso Daul y López-Isturiz.

Daul, que recibió un emotivo homenaje en su despedida del cargo, subrayó que el PPE aborda el tema de una forma razonable con una política "a medio camino entre los utopistas verdes y los locos negacionistas del cambio climático".

Acusó a "otros partidos" de tratar el problema de manera populista, catastrófica, disimulando los costos y sin prever las medidas necesarias, las formas de realización y las consecuencias de las mismas.

"No tenemos nada que aprender de Los Verdes en esta materia", criticó al partido cuyo auge en recientes elecciones se explica justo por la creciente preocupación social por el medio ambiente.

El ya expresidente del Partido Popular Europeo, Joseph Daul (i), con el primer ministro croata, Andrej Plenkovic (c); y el secretario general del partido, el español Antonio López-Isturiz, en Zagreb (Croacia).
El ya expresidente del Partido Popular Europeo, Joseph Daul (i), con el primer ministro croata, Andrej Plenkovic (c); y el secretario general del partido, el español Antonio López-Isturiz, en Zagreb (Croacia).
ANTONIO BAT / EFE

El congreso tiene previsto adoptar este jueves una resolución titulada "Visión del PPE para un planeta sostenible. Reduciendo emisiones mediante la creación de empleos", que propone "medidas ambiciosas, pero factibles" para hacer que la UE sea neutra en emisiones de carbono para 2050.

Aboga por las energías limpias, pero también por la innovación y los incentivos económicos adecuados para que la industria juegue un papel fundamental en la lucha contra la crisis climática

También se trató la ampliación de la Unión Europea hacia los Balcanes occidentales, bloqueada por Francia.

"El no haber abierto las negociaciones [con Macedonia del Norte y Albania] ha sido un error estratégico. Hemos perdido nuestra credibilidad y hemos abierto las puertas de par en par a Rusia, China y Turquía, en la región", añadió Daul.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento