Un hombre sin memoria lleva desde agosto de 2018 ingresado en un hospital sin que nadie sepa quién es

  • No saben quién es ni de donde viene. Además, no recibe visitas de nadie. 
Médicos, hospital, pasillo, recurso, sanitarios, son espases
Imagen del pasillo de un hospital. 
EUROPA PRESS - Archivo

Un hombre de entre 50 y 60 años lleva ingresado desde agosto de 2018 en un hospital de Roma tras sufrir en la calle un ataque epiléptico. El hombre, que ha perdido la memoria, solo recuerda su nombre, Igor Kozlov, y desde el hospital no saben qué hacer con él. 

Tras sufrir el ataque, fue trasladado en ambulancia al hospital en el que lleva desde el 22 de agosto de 2018. Tal y como informa el diario italiano Corriere della Sera, Kozlov no recuerda nada, no sabe quién es, no habla y no recibe visitas de ningún familiar. 

Todos los días, las enfermeras del hospital hacen un trabajo adicional a sus labores normales para atender a Igor y ayudarle a lavarse, afeitarse y comer. Las organizaciones humanitarias no se hacen responsables de él, ya que no cumple los requisitos necesarios.

El director del Departamento, Adolfo Pagnanelli, acompañó al paciente a testificar ante el juez civil y solicitar la asignación de un administrador de apoyo. Desde allí, intentaron descubrir, al menos, de qué nacionalidad era. En la embajada rusa lo revisaron y su nombre hipotético no aparece, lo que hace pensar que no sea el verdadero. 

También, docenas de mediadores culturales se turnaban a su lado para identificar el idioma, pero Igor no habla, por lo que tampoco saben si puede entenderles. Además, su imagen se difundió en algunas televisiones de Moldavia y Rumania con el objetivo de que alguien pudiera identificarlo. 

Mientras el hombre continúa en el hospital a la espera de encontrar una solución, voluntarios de Sant'Egidio se encargan de él como refuerzo: "No sabemos cómo salir de esto", asegura Francesca Barbacci, la trabajadora social que siguió el caso desde el principio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento