Colau pierde la batalla del agua después de que el Supremo ha avalado la sociedad mixta entre Agbar y el AMB

  • Ha estimado los recursos de Agbar contra el fallo del TSJC, que decidió invalidar la sociedad mixta.
  • Colau, contrariada por la sentencia: "No nos ha gustado nada".
  • Agbar espera que la sentencia "aporte estabilidad institucional" y ha mostrado su satisfacción.   
Un grupo de técnicos de Aguas de Barcelona se dirigen con un laboratorio portátil al barco. (Alberto Estévez/Efe)
Un grupo de técnicos de Aguas de Barcelona se dirigen con un laboratorio portátil al barco. (Alberto Estévez/Efe)
ALBERTO ESTÉVEZ/EFE

El Tribunal Supremo ha decidido avalar la sociedad mixta 'Aigües de Barcelona' que se constituyó el año 2012 entre Agbar y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) encargada para gestionar el ciclo integral del agua para tres millones de habitantes. 

El Supremo ha dado la razón a la empresa de aguas al estimar los recursos contra el fallo del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), que decidió invalidar esa sociedad en marzo de 2016,

La Sala Contencioso-Administrativo del Supremo ha tomado una decisión sobre la validez del proceso de constitución de la empresa mixta metropolitana que se encarga de la gestión del ciclo integral del agua en Barcelona y 23 municipios más, que está controlada en un 70% por Agbar, en un 15% por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y en otro 15% por Criteria Caixa.

La sentencia del Supremo tumba así la decisión del TSJC del 13 de marzo de 2016 que anuló la empresa mixta del agua del área metropolitana al considerar que se adjudicó sin concurso público. 

El tribunal consideró entonces que se tendría que haber tenido en cuenta los derechos y la experiencia otras empresas que no fueran Agbar, un extremo que también anula el Supremo.

El Supremo avala la sociedad creada en 2012

La sentencia del Tribunal Supremo avala el acuerdo del 6 de noviembre del 2012 del Consejo Metropolitano del AMB, en época del alcalde Xavier Trias, que aprobaba creación de la sociedad mixta 'Aigües de Barcelona' para la gestión del ciclo integral del agua.

Con Ada Colau como alcaldesa de Barcelona y presidenta del AMB en 2015, los comunes se marcaron como objetivo hacer realidad una de sus promesas electorales: remunicipalizar el servicio del agua en Barcelona y también en su área metropolitana. 

Por ello, una vez conocido el fallo del TS, Colau ha mostrado su descontento y ha asegurado que "me sorprende mucho y no me ha gustado nada". 

La alcaldesa ha añadido que "no comparto la decisión del Supremo" pero ha preferido no hacer más valoraciones hasta "conocer los detalles".

Satisfacción de Agbar

En un comunicado, la compañía de aguas ha mostrado su satisfacción por la sentencia del Tribunal Supremo que pone fin un conflicto que se inició en 2016

Agbar confía que esta resolución "aportará la estabilidad institucional y la seguridad jurídica necesarias" para hacer frente, con AMB, a la emergencia climática "en cuanto a gestión del agua y recursos hídricos alternativos". 

Agbar confirma también en el documento que, tras la sentencia, la empresa mixta 'Aigües de Barcelona' "continuará prestando el servicio de abastecimiento de agua potable", así como lo del saneamiento y depuración, aportados por el área Metropolitana en el momento de crear la empresa mixta, "con las máximas garantías de continuidad, calidad y excelencia".

La empresa considera además que el Tribunal Supremo ha ratificado "la posición de AGBAR y del AMB en la gestión del ciclo integral del agua" entendiendo que los acuerdos adoptados en 2012 y 2013 por la entidad metropolitana son completamente legales, eficaces y conformes a derecho.

En el comunicado se explicita además que la sentencia confirma que "AGBAR es la única empresa capaz de llevar a cabo este servicio a 3 millones de ciudadanos de Barcelona y su área metropolitana" hasta el año 2027. 

Segundo revés judicial a Colau

Con la sentencia del Supremo, el gobierno de Ada Colau ha recibido un segundo varapalo judicial en quince días que frena su intención de remunicipalizar la gestión del agua. 

El 7 de noviembre, el TSJC anuló el Reglamento de Participación Ciudadana de Barcelona, la normativa que se aprobó el 6 de octubre de 2017 para llevar a cabo para realizar 'multiconsultas' porque "no respeta el régimen legal básico establecido". 

La sentencia, que el Ajuntament ya anunció que recurrirá, obliga además al Consistorio a pagar las costas. 

La propuesta del Gobierno municipal preveía celebrar una 'multiconsulta' cada mes mayo -excepto en año electoral- para preguntar a la ciudadanía sobre asuntos propuestos por el propio ejecutivo. Uno de ellos era precisamente sobre la municipalización del agua de Barcelona. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento