La sentencia de los ERE no afecta a la coalición: PSOE y Unidas Podemos seguirán negociando

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos.
El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos.
EFE
El PSOE no cree que la sentencia afecte a las negociaciones para la investidura.

La coalición de Gobierno pactada por PSOE y Unidas Podemos la semana pasada no corre peligro pese a la sentencia condenatoria del caso ERE que se hizo pública este martes. Los socialistas quisieron desvincularse de una trama de corrupción cuya responsabilidad, aseguraron, ya fue depurada hace años y corresponde a unos dirigentes que ya no están en el partido. Y la formación morada, pese a criticar la "corrupción y arrogancia" del "bipartidismo", considera que su entrada al Gobierno supone una "oportunidad" para garantizar la "limpieza" institucional.

La sentencia del caso ERE se ha hecho pública mientras PSOE y Unidas Podemos negocian con la discreción más absoluta tanto el diseño del Gobierno de coalición que pondrán en marcha si reúnen los apoyos necesarios como el programa político que éste desarrollará. Ambos partidos han pactado aislar esta negociación de cualquier perturbación externa para intentar que llegue a buen puerto. Y ese aislamiento también afecta a las condenas.

Quien primero lo dejó claro, antes incluso de que se conociese la sentencia, fue la ministra de Economía, Nadia Calviño, que se perfila como la próxima vicepresidenta económica del eventual Gobierno de coalición. En una entrevista en RNE, Calviño resaltó que el fallo judicial y la negociación con Unidas Podemos son "cuestiones distintas" entre las que no hay "relación", y se limitó a señalar que el Gobierno tendrá una actitud de "respeto y acatamiento" a la sentencia.

Horas más tarde, y ya después de la publicación de la decisión judicial, fue el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, quien compareció en calidad tanto de miembro del Gobierno como de secretario de Organización del PSOE para valorar la sentencia. La reacción fue similar: "Absoluto respeto a la justicia". Pero Ábalos, además, quiso desvincular tanto al actual Ejecutivo como a la dirección socialista de Pedro Sánchez de cualquier relación con una corrupción "de la pasada década".

En esa misma línea, Ábalos insistió en que el partido no es responsable de lo que hicieran algunos de sus dirigentes. El de los ERE, afirmó, "no es un caso del PSOE, sino de antiguos responsables públicos de la Junta de Andalucía". Unos responsables, recordó el ministro, ya no forman parte ni de ninguna institución ni tan siquiera del PSOE porque el partido ya "depuró" responsabilidades.

El número tres del PSOE también cargó contra elPP porque, a su juicio, ha tratado durante años de "desviar la atención de la corrupción estructural y sistémica de su propio partido" esgrimiendo la trama. "A diferencia del PP en el caso Gürtel, en el que sí fue condenado el propio partido por lucrarse con la trama, el PSOE no ha sido nunca ni tan siquiera investigado en el caso de los ERE", comparó Ábalos, que atacó asegurando que "el PSOE nunca trató de ocultar este caso, ni arremetió contra los jueces, ni trató de comprar el silencio de ningún inculpado, como sí hizo el PP y desde luego no destruyó ninguna de las pruebas".

Iglesias carga contra el "bipartidismo"

Podemos, por el contrario, no tiene una visión tan positiva de la relación del PSOE con la corrupción. Y, aunque el partido morado considera que las negociaciones sobre el Gobierno no se ven afectadas por la sentencia, Pablo Iglesias cargó duramente contra el "bipartidismo", al que acusó de haber traído "corrupción y arrogancia", si bien no mencionó directamente a los socialistas, con quienes aún negocia.

"Llegarán más sentencias como esta que retratan una época. España ha cambiado y no volverá a tolerar la corrupción. Ahora se abre la oportunidad de defender la justicia social y garantizar la limpieza de las instituciones", apuntó Iglesias en Twitter.

En la misma línea, Noelia Vera, portavoz de la ejecutiva de Podemos, aseguró que con el fallo judicial "se cierra una época oscura que hizo muchísimo daño a Andalucía", y sostuvo que la savia nueva que representa "mucha gente" que se ha incorporado en los últimos tiempos a la política servirá para que "ni nuestra tierra ni España vuelva a vivir momentos tan vergonzosos como los que trajo el bipartidismo".

Mucho más directa fue la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, contraria a que su partido entre en el Gobierno central y que, a diferencia de Iglesias y de Vera, sí que señaló directa y expresamente al PSOE. Rodríguez acusó a los socialistas de ser "un partido cargado de corrupción", y exigió al PSOE de Andalucía que devuelva lo que ha "robado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento