Los españoles cobran 433 euros menos que la media de la UE... y la brecha ha crecido en el último año

  • Un español tiene que trabajar 20 meses para ganar lo que un alemán en un año.
Recurso negocios, dinero, calculadora, hacienda, recaudación, IRPF
Imagen de archico de billetes de euro.
GESTHA - Archivo

La brecha entre el salario bruto medio español y la media de la UE sigue creciendo. En los 28 países del club europeo se gana una media de 2.091 euros mensuales, mientras que la remuneración española es de 1.658 euros por mes. Una diferencia de 433 euros en términos absolutos que ha crecido desde el año pasado, cuando era de 361 euros.

La diferencia entre ambas retribuciones ha pasado de ser de un 18% en 2018 a un 20,7% este año, según el Monitor sobre salarios: España en el contexto europeo, hecho por The Addeco Group Institute. 

Esta situación coloca a España a mitad de la tabla de clasificación. Hay 12 países por encima, y otros 15 naciones cuyos salarios son más bajos. La situación de España es mejor que la de los Países del Este, pero peor que las de las economías más avanzadas del continente.

"Es una posición que ya esperábamos", señala a 20minutos.es Javier Blasco, director de The Adecco Group Institute. "Es un nivel que depende del Producto Interior Bruto, de ahí viene el nivel de la retribución".

"Nuestro modelo retributivo tiene que ser acorde con nuestra situación desde el punto de vista de la evolución del PIB y España ahora mismo es el país que está creciendo menos en en ese sentido", señala Blasco. "En el año 2020 probablemente tenga un crecimiento por debajo de la media de Europa, cuando hasta ahora ha sido todo lo contrario, el milagro español ha sido que históricamente a mismos niveles del PIB hemos creado mucho más empleo".

Comparaciones con otros países

Por ejemplo, la remuneración de España es casi cuatro veces mayor que la de Bulgaria, de 428 euros al mes. Un español gana en tres meses lo que su colega búlgaro gana en un año. 

Por el contrario, el salario español es un 40,7% menor al alemán, de 2.794 euros. Así, el mismo español tiene que trabajar 20 meses para igualar el salario anual de su colega germano.

Un español gana en tres meses lo que su colega búlgaro en un año

España está separada de Alemania por una brecha de 1.136 euros mensuales (13.632 euros anuales). Los salarios medios españoles son un 40,7% más bajos que los alemanes, una diferencia que en el último año se ha ampliado en un punto porcentual.

La brecha es menor si nos comparamos con nuestros vecinos. Las remuneraciones medias en Francia son 757 euros mensuales más altas, una brecha de 9.084 euros anuales. El salario medio español es un 31,3% inferior al francés.

Sin embargo, España está mejor que Portugal. La remuneración española supera en un 66% a la lusa (que es de 997 euros al mes), una diferencia que se amplió en 5 puntos porcentuales en el último año y que se traduce en una diferencia de 661 euros mensuales.

"Excesiva moderación"

Blasco relaciona esta situación salarial de España con el hecho de que el país ha sufrido en los últimos años "una excesiva moderación salarial".

"Hemos salido de una crisis económica a partir de 2013 pero por la incertidumbre, por diversas circunstancias, no parece que se recupere el nivel de retribución deseable", apunta.

En ello, considera, han intervenido varios factores: el sector de la construcción, que antaño fue el buque insignia del crecimiento, no ha tenido la fuerza de antes; el sector industrial ha reducido su peso en la economía; la negociación colectiva no ha conseguido los salarios deseados y "seguramente alguna empresa ha aprovechado también para ajustar los salarios".

"Y la incertidumbre institucional ha sido el remate, porque cuando uno toma decisiones para invertir, para crear una empresa, crear empleo, debe tener visibilidad, y ahora mismo la perspectiva que hay es que mes a mes, trimestre a trimestre, la situación se va ralentizando", considera Blasco. "Las últimas cifras que hemos visto en empleo, paro y cotizaciones, son decrecientes, y eso, para quien tiene que tomar la decisión de subir salarios, pesa mucho"

Los más altos y los más bajos

En términos generales, hay 12 países con un salario medio inferior a 1.000 euros por mes; entre ellos, todos los socios de Europa del Este: Bulgaria (428 euros), Rumanía (595 euros), Lituania (632 euros), Hungría (684 euros), Letonia (693 euros), Polonia (756 euros), Croacia (831 euros), Eslovaquia (863 euros), Estonia (874 euros), República Checa (901 euros). Además, Portugal (997 euros) y Grecia (999 euros).

Un trabajador danés cobra lo mismo que uno búlgaro en más de 7 meses

En la zona superior de la tabla, hay siete países con remuneraciones de más de 2.500 euros: Bélgica (2.547 euros), Austria (2.624 euros), Irlanda (2.673 euros), Holanda (2.695 euros), Alemania (2.794 euros), Luxemburgo (3.133 euros) y Dinamarca (3.150 euros). 

España se encuentra en la zona media, nueve países con una remuneración media de entre 1.000 y 2.500 euros mensuales. Están Eslovenia (1.231 euros), Malta (1.285 euros), Chipre (1.290 euros), Italia (1.940 euros), Finlandia (2.395 euros), Francia (2.415 euros), Reino Unido (2.441 euros) y Suecia (2.452 euros). 

Así, los extremos quedan a cargo de Dinamarca por arriba y Bulgaria en el fondo de la lista. En un solo mes, un trabajador danés cobra de media lo mismo que uno búlgaro en más de 7 meses.

Tabla de salarios medios en Europa.
Tabla de salarios medios en Europa.
ADECCO

Aumento deseable

El director de The Adecco Group Institute considera que es deseable una mejora salarial, porque del nivel de los sueldos depende el sostenimiento de un estado social "tan potente" como el de España.

"No podemos mantener el Estado social que tenemos con salarios tan bajos, porque ello al final perjudica a todos", considera. "De esa bolsa salen pensiones, prestaciones por desempleo, incapacidades temporales, inversiones sanitarias, etc".

El director admite que hasta ahora España tiene un mix atractivo: moderación salarial, muy buenas infraestructuras y sistema de carreteras y aeropuertos, buen nivel de formación.

"También hemos tenido siempre estabilidad política, otra cosa es que ahora tengamos ciertas incertidumbres", indica. "Pero todo ello ha generado que muchos inversores vinieran a España a producir, si no se hubieran quedado en Alemania o Francia". 

El nivel salarial también ha beneficiado a nuestro país en términos turísticos. "Nos visitan cada año millones de turistas, una parte importante viene de países más pudientes que el nuestro. Si tuviéramos unos precios derivados de unos salarios más altos, a lo mejor se irían a otros destinos más atractivos por precio".

Por ello, el director aboga por una elevación salarial, siempre que no sea por decreto, sino acorde con la riqueza que se genera. "Hay que tener cuidado, porque no se pueden subir salarios si detrás no hay riqueza".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento