Diecinueve personas, entre ellas cinco italianos,  murieron este viernes en la carretera que une las provincias de San Pedro de Macorís y La Romana, en el este de la República Dominicana, al chocar dos autobuses turísticos, uno de ellos con 42 personas, según dijo una fuente de la Policía Nacional.

El accidente se produjo cerca de las 8.45 hora local (12.45 GMT) cuando uno de los autobuses chocó contra el otro, que estaba estacionado, dijo el director de la Defensa Civil, el general Luis Luna Paulino.

"Hay mucha gente atrapada, todavía no podemos dar cifras oficiales", declaró el funcionario, quien explicó que la Defensa Civil ha enviado desde Santo Domingo dos helicópteros y equipos de rescate para liberar a los atrapados en los vehículos.

A causa de la lluvia

Luna Paulino explicó que, de acuerdo con los primeros datos conocidos, debido a la escasa visibilidad que había en la zona a causa de la lluvia que caía en el momento del suceso, el conductor de uno de los autobuses no vio al otro vehículo, que estaba estacionado, e impactó contra él.

Agregó que por el fuerte choque que recibieron ambos vehículos "se trabaron las puertas", por lo que muchos de los pasajeros permanecen atrapados dentro de los autobuses. Una fuente de la Policía en La Romana dijo vía telefónica que en el accidente también se vio involucrado un todoterreno ocupado por dos personas, que permanecen atrapadas en el vehículo.

Las víctimas fatales no han sido identificadas mientras que los organismos de rescate y voluntarios trasladan a los heridos, cuya cantidad no fue precisada, a los hospitales, agregó el informante.