Cómo hacer una buena maleta

  • Redactar una lista previa o no guardar en la maleta todas las prendas del armario, están en las prioridades.
  • El primer paso es tener muy en cuenta el clima del lugar de destino.
  • Si se utiliza el avión, es recomendable elegir una maleta dura.
Maletas en una cinta de aeropuerto.
Maletas en una cinta de aeropuerto.
ARCHIVO
Redactar una lista previa al viaje, no guardar en la maleta todas las prendas del armario, envolver las prendas delicadas en papel de cebolla y renunciar a los "por si acaso" son algunos de los consejos que ofrece una asesoría de imagen para quienes desean viajar con una "maleta perfecta".

Montse Guals, una de las fundadoras de la empresa Quémepongo, subraya, al ser consultada que el primer paso que debe dar cualquier viajero para hacer una maleta perfecta es tener muy en cuenta factores como el clima del lugar de destino, el medio de transporte, los acompañantes -amigos, familia...-, la duración del viaje y las actividades que tiene previsto realizar.

Después, hay que elegir la maleta adecuada. Si se utiliza el avión, es recomendable elegir una maleta dura -por la facturación- y, para las demás ocasiones, una "semi-blanda", aunque el prototipo general es aquella que tenga muchos compartimentos. Este tipo de maleta es para gente que no le importa "invertir" en su maleta a cambio de llevar todo muy bien organizado.

Eliminar los "por si acaso"

El siguiente paso es redactar una lista para no olvidarse de nada o por si hubiera que comprar alguna prenda o complemento necesario durante el viaje y, antes de empezar a guardar cosas en la maleta, ha legado el momento de evitar pasar directamente toda la ropa del armario, de eliminar los "por si acaso" y de no llevar lo que no se quiere perder.

Prendas cómodas y versátiles y que todo combine entre sí es lo que recomienda Montse Guals, que aconseja ubicar en el fondo de la maleta las prendas que no son delicadas y lo que pese más, así como pantalones, toallas y las prendas que necesiten ir dobladas, para colocando encima la ropa más fina. El papel de cebolla es útil para envolver la ropa delicada y, de esta manera, evitar arrugas y que las prendas destiñan.

A continuación, las camisas, que deben ir abrochadas una encima de la otra, pero en sentido opuesto y, por último, los huecos que quedan se deben rellenar con camisetas o jerseys enrollados y con la ropa interior guardada en una bolsa de algodón. Además, los zapatos deben ir siempre en un departamento propio. Para un viaje en avión, no hay que olvidar llevar en un bolso de mano una muda y un conjunto de prendas básicas, por si la mala fortuna quiere que se pierda la maleta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento