Un año después del terremoto, Perú continúa con las tareas de reconstrucción

Un año después del seísmo, las tareas de reconstrucción continúan en Pisco. (Foto: Mariana Bazo / REUTERS)
Un año después del seísmo, las tareas de reconstrucción continúan en Pisco. (Foto: Mariana Bazo / REUTERS)
REUTERS

Un año después del terremoto que asoló Perú y que dejó 519 víctimas mortales, más de 1.200 heridos y 360.000 damnificados, la población continúa con las tareas de reconstrucción.

El 15 de Agosto de 2007 a las 18:41 horas (23:41 hora GMT), un seísmo de 7,9 grados en la escala Richter devastó la región peruana de Ica.

La organización Acción contra el Hambre desarrolla dos proyectos en las regiones afectadas de Pisco y Chincha, centrados en la rehabilitación de los sistemas de agua potable y la mejora de las condiciones de vida de los pescadores, uno de los colectivos más afectados debido a la pérdida, además de sus hogares, de sus embarcaciones y útiles de trabajo.

Acción contra el Hambre, que llegó a la región dos días después del terremoto, distribuyó con el apoyo de Bomberos sin Fronteras agua limpia a 25.000 personas damnificadas durante seis meses. Además, instaló dos plantas potabilizadoras y llevó a cabo campañas de promoción de la higiene y la salud, entre otras acciones.

Lenta reconstrucción

Doce meses después del desastre, Ica se recupera muy lentamente y todavía quedan muchas viviendas por reconstruir e infraestructuras por mejorar.

Por su parte, Cruz Roja Española también continúa trabajando en la zona, donde ha construido 2.000 alojamientos temporales para 10.000 personas y ha creado la Unidad de Telecomunicaciones para la coordinación en futuros desastres.

En un comunicado, la ONG explicó ayer que la ayuda se centra ahora en proyectos de desarrollo a largo plazo, como la reconstrucción y equipamiento de varias escuelas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento