La nave de Asados estaba llena de restos cuando murió Diana y fue limpiada cuando su cadáver estaba en el pozo

La nave de Asados estaba llena de restos, obstáculos, muebles viejos y hasta los restos de un coche la noche que murió Diana Quer y fue limpiada y vaciada tiempo después, cuando el cadáver de la joven se encontraba ya en el pozo del sótano.
Juicio asesinato Diana Quer - acusado Jose Enrique Abuín
Juicio asesinato Diana Quer - acusado Jose Enrique Abuín
ÁLVARO BALLESTEROS

En la cuarta sesión del juicio contra José Enrique Abuín han declarado dos agentes de la Policía Local de Rianxo que, poco más de 20 días antes de la desaparición de la joven, realizaron un informe sobre la nave de Asados.

Los agentes acudieron el último día de julio de 2016 hasta la nave abandonada tras recibir denuncias de vecinos, que indicaban que estaba "totalmente abierta" y que habían visto a niños jugando en las inmediaciones, lo que "suponía un peligro".

Los policías constataron que la nave contaba con dos accesos "totalmente abiertos", que permitían adentrarse en su interior. Asimismo, en su interior, han afirmado que "era complicado" caminar, dado que había restos de numerosos objetos, muebles viejos, sofás, colchones y somieres, restos de cristales e incluso "un coche desguazado".

La cantidad de objetos era tanta, han contado los testigos, que no fueron capaces de llegar a la parte final de la nave y, por tanto, no advirtieron la entrada al sótano, que daba acceso al sótano donde se encontraba el pozo en el que fue localizado el cuerpo de Diana Quer.

En diligencias consta que el 8 de agosto, el ayuntamiento hizo un requerimiento a la empresa propietaria para que realizasen una limpieza de la nave y que el 22 de septiembre de ese año, la compañía confirmó que contaba con un proyecto de limpieza, por lo que las labores de vaciado y limpiado de la nave -que también fue tapiada- se realizaron cuando el cadáver de Diana se encontraba en el interior del pozo.

CÁMARAS DE UNA GASOLINERA

En esta sesión también ha declarado un agente que realizó informes sobre el visionado de cámaras de seguridad en la zona, que permite determinar la ruta que siguió El Chicle esa noche.

La identificación, que combinó el cotejo de los coches grabados por las cámaras próximas a la Autovía do Barbanza con la señal de telefonía móvil, permitió a los agentes determinar que Enrique Abuín entró en esta vía sobre las 2,52 horas de la madrugada del 22 de agosto de 2016 y la abandonó en la salida de Rianxo pasadas las 3,00 horas.

A continuación también ha declarado otro agente, que ha confirmado que "ninguno de los feriantes había notado nada" acerca del robo de gasóleo en la zona, tal y como los testigos de este colectivo dijeron este jueves ante el Tribunal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento