Los nervios y una trampilla se la juegan a Cristina Pedroche en ‘El hormiguero’

Cristina Pedroche, en 'El hormiguero'.
Cristina Pedroche, en 'El hormiguero'.
ATRESMEDIA

Aprovechando la visita este miércoles a El hormiguero de Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, y para cerrar el programa, Cristina Pedroche volvió al espacio de Antena 3 con una nueva patente de un invento que nunca vio la luz.

El invento, patentado por William Carr en 1868, se trataba de una trampilla donde caerían los ladrones que intentaran atracar una tienda o un banco. Lo curioso del invento de Carr es que se parecía mucho a las trampillas del concurso ¡Ahora caigo!, en Antena 3.

"Es un poco el origen de ¡Ahora caigo! ¿no?", afirmó Pablo Motos. "Luego Arturo Valls va de guay, pero esto es de 1868". El presentador añadió que "nadie hizo ni caso a Carr y Valls se lo está llevando fino".

En el plató exterior recrearon una tienda en la que Pedroche tenía que ser la atracadora, pero los nervios le jugaron una mala pasada y reconoció que "quiero llorar ya, es que soy tonta. Al veros a vosotros [Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla] me voy a venir arriba".

Al final 'atracó' la tienda en la que Motos era el vendedor y los cómicos los clientes, pero le costó unos segundos ponerse encima de la trampilla para caer sobre unos cubos de espuma gritando.

"Me pongo muy nerviosa. Es una tontería y la gente en su casa pensará que qué me pasa, pero el miedo a no saber qué va a pasar me puede", reconoció la colaboradora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento