Un periodista holandés ha muerto este martes en Georgia como consecuencia del bombardeo ruso de la ciudad de Gori, a unos 25 kilómetros de Osetia del Sur, según ha informado a la agencia ANP el redactor jefe de la cadena RTL Nieuws, para la que trabajaba el fallecido.

En ese mismo bombardeo murió también un cámara de televisión georgiano y otros dos periodistas extranjeros (otro holandés y un griego) resultaron heridos, según ha informado el embajador de Georgia en Grecia, Irakli Tavarkiladze.

En declaraciones a la Televisión Pública, el diplomático, que acompañaba a los informadores, ha indicado que el vehículo en que se desplazan por Gori fue "atacado desde el aire" sobre las 10.30 hora local (09.30 hora española).

Ya son cuatro informadores muertos

Además de estos dos fallecidos, otros dos periodistas murieron el pasado domingo en Osetia del Sur y otros dos resultaron heridos tras ser tiroteados por las milicias surosetas, según informó Orjan Jemal, corresponsal de la edición rusa de la revista 'Newsweek'.

Los periodistas muertos fueron Alexandr Klimchuk, fotógrafo de la agencia oficial rusa Itar-Tass, y Grigol Chejladze, también del 'Newsweek' ruso, dijo Jemal a la emisora de radio Eco de Moscú.