Las dos caras del invierno en España: tres capas de abrigo o manga corta

  •  La temperatura de nuestro país en invierno es variada, pero, ¿cómo se vive en las provincias más extremas?
Belagoa (Navarra) fue uno de los territorios afectador por el primer temporal de nieve de este año.
Belagoa (Navarra) fue uno de los territorios afectador por el primer temporal de nieve de este año.

Febrero, 1956. La ola de aire ártico que bajó los termómetros en toda Europa hizo que España registrara cifras nunca vistas.

El día 2 de aquel mes gélido, Torre de Cabdella, en Lérida, apuntó la temperatura más baja: -32ºC. Cerca se quedó en 1963 Calamocha, en Teruel, que llegó a registrar en diciembre de ese año -30ºC. Más recientemente, ese mismo territorio llegó a los -20ºC en una fría noche del año 2001.

Estas cifras extremas suelen pertenecer a territorios de interior en los que la temperatura diurna y nocturna oscila hasta en 30ºC. De hecho, las noches más gélidas se registran en Teruel, Ávila y Soria, según datos de registros medios recogidos diariamente por la Aemet. No obstante, las provincias con los días más fríos son, por orden, Palencia (con una media de 6ºC en la semana más gélida), Burgos (con 6,4ºC) y León (que de media registra 6,5ºC). Las seis comparten, eso sí, el clima continental, donde las temperaturas extremas en invierno son una tónica común.

Según la Aemet, la semana con los días más fríos suele situarse entre la segunda y la tercera de enero; a nivel territorial, afecta con especial crudeza al área continental norte.

Las cifras más cálidas

Pero no todo es frío durante el invierno español. De hecho, según la Aemet, en el de 2018 nuestro país batió un récord de temperaturas promedio: además de una máxima de 14,4ºC de media en el trimestre de diciembre a febrero -casi dos grados por encima del promedio en el periodo de 1981 a 2010-, el invierno tuvo un 32% más de horas de sol de lo habitual, según un informe de la Aemet fechado en marzo de 2019.

Más allá de los efectos del cambio climático, lo cierto es que existen territorios en España en los que los inviernos suelen ser suaves, en especial en las Islas Canarias -únicas por su situación geográfica y su clima subtropical, exclusivo del archipiélago- y en la zona del Levante, incluyendo las Islas Baleares.

En 2018, España batió un récord de temperaturas promedio

Así, las temperaturas más altas del trimestre el invierno pasado correspondieron a Tenerife, con una cifra máxima de 29,8ºC; y a La Palma y Murcia, que compartieron la temperatura de 28,3ºC.

Como detalle, cabe destacar que, el año pasado, 13 estaciones meteorológicas superaron la máxima diaria más alta desde que se tienen registros; además, tres de ellas -Una en Soria y dos en la Sierra de Madrid- estuvieron por encima de la temperatura media más alta en invierno dentro de su serie histórica.

En un país de contrastes, así es como se viven las temperaturas en cada territorio. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento