Una inteligencia artificial es capaz de predecir la muerte en el plazo de un año

  • Lo sorprendente es que no se sabe cómo esta IA es capaz de hacerlo.
  • La IA podría enseñar a los médicos cosas que tal vez han malinterpretando durante décadas.
Representación gráfica del 'machine learning' y la inteligencia artificial.
La inteligencia artificial comienza a tener aplicaciones médicas.
Mike MacKenzie

Impresiona saber que una inteligencia artificial (IA) es capaz de predecir la muerte en el plazo de un año con sólo analizar pruebas cardíacas. Pero puede que aún impresione más el hecho de que no sé sabe cómo es capaz de hacerlo. Brandon Fornwalt, director del laboratorio de Inteligencia Artificial de la compañía médica Geisinger, y su equipo van a presentar el hallazgo en Dallas (EE UU) el 16 de noviembre.

Los investigadores le encargaron a una IA que examinara 1,77 millones de resultados de electrocardiogramas (ECG) de casi 400.000 personas para predecir quién tenía un mayor riesgo de morir en el próximo año.

"La IA está viendo cosas que los humanos no vemos o pensamos que son normales"

Utilizaron dos patrones de medición. Para un primer algoritmo solo utilizaron los datos en bruto. En otro posterior, se combinó la información de los electrocardiogramas con la edad y el sexo del paciente.

Para medir el rendimiento del programa utilizaron la unidad métrica llamada AUC, que distingue un modelo entre dos grupos de personas. En este estudio, se tomó a los pacientes que murieron en un año y a los que sobrevivieron.

El resultado fue que la inteligencia artificial predijo con precisión el riesgo de muerte incluso en personas que los cardiólogos consideran que tienen un electrocardiograma normal. Tres cardiólogos que revisaron por separado los electrocardiogramas que parecían normales no pudieron encontrar los patrones de riesgo que sí puedo detectar la IA.

En declaraciones a Newscientist, Fornwalt reconoce su asombro: "El modelo está viendo cosas que los humanos probablemente no podemos ver, o al menos que simplemente ignoramos y pensamos que son normales. La IA puede tener el potencial de enseñarnos cosas que tal vez hemos estado malinterpretando durante décadas".

Lo sorprendente, ya se ha dicho, es que no está claro qué patrones utiliza la IA. Por ello, algunos médicos se muestran reacios a usar estos algoritmos. Christopher Haggerty, colaborador de Fornwalt, advierte que será importante demostrar en estudios clínicos que dicho algoritmo mejora los resultados de los pacientes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento