Isabel Gemio desvela su mayor secreto de belleza y deja sin palabras a Toñi Moreno: "Mucho sexo"

  • La presentadora acudió a 'Un año de tu vida' y repasó su trayectoria profesional y su vida personal.
  • "Me hubiera gustado seguir con '¡Sorpresa, sorpresa!' porque hacíamos feliz a la gente", reconoció.
Isabel Gemio
La periodista Isabel Gemio.
EUROPA PRESS

Visitó el programa Un año de tu vida y dejó a su presentadora, Toñi Moreno, absolutamente anonadada, sin respuesta y ojiplática. Porque si algo no tiene Isabel Gemio a sus 58 años es pelos en la lengua. Y puede decir lo que quiere y cuando quiere. 

En el espacio de Canal Sur, la periodista de Alburquerque, Extremadura, repasó su carrera y se centró en uno de sus programas de mayor éxito junto a ¡Sorpresa, sorpresa!: era 1995 y triunfaba en Antena 3 con Esta noche, sexo.

Y es que no hay que olvidar que, desde que pasase a trabajar en televisión en 1984, Isabel Gemio ha sido una de las reinas de la pequeña pantalla, alcanzando enormes cotas de audiencia y siendo un rostro reconocido por los españoles y admirado por los compañeros de trabajo.

Para ella, Esta noche, sexo fue rompedor, un formato que no se había visto y que innovó y repercutió en la forma en la que la sociedad entendió que había que cambiar la manera de hablar y tratar la sexualidad, el erotismo y los temas de alcoba.

"Fue tal el escándalo que las familias recibían en los buzones cartas para que no vieran el programa. Salía a la calle a hablar con la gente de sexo, me metí en una bañera con chicas de mi edad para hablar de sexo", rememoró Gemio, orgullosa de ese punto de su currículum.

"Fuimos más allá para quitarle seriedad y hablar de sexo con naturalidad. En aquella época me di cuenta de la ignorancia tan grande que había en temas de sexo, en hombres y en mujeres", reconoció. "Las mujeres", continuó reflexionando, "somos más seguras en el sexo y decimos lo que nos gusta y lo que nos nos gusta y estamos en igualdad de condiciones".

"Me metí en una bañera con chicas de mi edad para hablar de sexo"

Tras este primer avance de lo que vendría luego, hubo una pausa en la conversación para tratar algunos de los otros grandes temas. "Tengo miedo a la muerte", admitió, "a que mis hijos sufran, a no estar al altura, pero profesionalmente hay que arriesgarse".. 

Gemio, por ejemplo, ahora valora mucho más una buena amistad: "Sigo teniendo mis amigos de siempre, de hace 30 años. También tengo nuevos amigos. Los amigos no pueden ser muchísimos. Tengo amigos muy buenos. Son los que están contigo cuando vienen mal dadas, cuando no estás en la cima de la popularidad". 

Esa referencia al tiempo que ha pasado hizo que Toñi Moreno preguntara a su invitada por el secreto para estar tan guapa a punto de cumplir los 60 años. Eso sí, no se esperaba la respuesta tan sincera de Gemio. "Mucho sexo, eso es lo mejor para la piel" sentenció, dejando boquiabierta a la periodista catalana, "aunque mi madre me dejó en herencia una piel maravillosa".

Después de que recuperase la palabra Toñi, continuó la conversación. Y precisamente por lo que acababa de decir, Gremio tuvo que aseverar que ella siempre ha sido una mujer recatada y reservada. "Yo solo he callado en la vida. Es más honorable callar. No me gusta la polémica. Me gusta ir por la vida con mucha discreción, sin hacer daño a nadie", dejó en el aire la extremeña. 

"Carezco totalmente de ambición. Yo quería ser una mujer independiente y no depender del sueldo de un hombre".

"Miro hacia atrás y me reconozco en el espejo. Tengo unos principios que me trasladaron mis padres, muy humildes. Me enseñaron que, en la vida, la ética y la dignidad es muy importante. La dignidad y la educación", recalcó. 

La también periodista radiofónica aseguro que no se considera ambiciosa. "Carezco totalmente de ambición. Yo quería ser una mujer independiente y no depender del sueldo de un hombre. Mi máxima es hagas lo que hagas, hazlo bien. A lo mejor ahora estoy en un desierto profesional, pero la vida tiene sus etapas", matizó. 

Ella reconoció abiertamente que uno de los mayores palos de su vida fue dejar de presentar ¡Sorpresa, sorpresa!. "Me quedo embarazada y cuando doy a luz sale el nuevo programa. Estaba dispuesta a trabajar al día siguiente de dar a luz, pero no me llamaron. Me hubiera gustado seguir con ¡Sorpresa, sorpresa! porque hacíamos feliz a la gente", admitió, así como no dudó en alabar lo que para ella fue un hito televisivo y cómo fue trabajar con Giorgio Aresu, director del programa.

"Admiro mucho el talento y la inteligencia. El director te sometía a una presión… ¡Te cambiaba la escaleta en directo!", recordó la presentadora, que para acabar quiso hablar de su vida familiar, con sus hijos Gustavo y Diego.

"Mis hijos son una parte muy importante de mi vida. No la que más, pero sí una parte fundamental. Mi vida ha cambiado gracias a ellos y me ha hecho crecer y doy gracias porque estén en mi vida", aseguró.

"Ahora estoy otra vez de mudanza, porque antes mi hijo iba a un centro adaptado. Hemos vuelto a nuestra casa en la afueras y la he adaptado para que Gustavo pueda estar allí con su novia. Él sabe que no puede irse a vivir de manera independiente con su novia. Mi hijo Diego se ha traído a un amigo", fue explicando para finalizar con una broma marca de la casa: "¡Ahora la que se quiere independizar soy yo!".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento