Puig lamenta el "agujero negro" de Vox y espera la "complicidad" de Sánchez con la Comunitat Valenciana si gobierna

El líder del PSPV-PSOE y 'president' de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha lamentado la subida de Vox como un "agujero negro" en la democracia española, contra el que ha llamado a "no permitir ni un paso atrás". Asimismo, ha asegurado que "Pedro Sánchez será cómplice con la Comunitat" si logra formar gobierno y seguir como presidente. "Los valencianos han dicho mayoritariamente que no quieren saber nada del grito fascista", ha aseverado.
Ximo Puig en la noche electoral del 10N
Ximo Puig en la noche electoral del 10N
PSPV

Puig ha valorado el escenario que deja el 10N en el Mercado de Tapinería de València, donde los socialistas valencianos han vivido una noche electoral con calma y nervios contenidos, mientras seguían el escrutinio en Ferraz los cabezas de lista por Valencia y Alicante, los ministros de Fomento y Ciencia, José Luis Ábalos y Pedro Duque, respectivamente.

Con el PSOE de nuevo como primera fuerza en la Comunitat, a dos escaños del PP y tres de Vox, Puig ha agradecido el comportamiento "profundamente democrático" de los valencianos en las urnas, destacando "el reflotamiento de la confianza permanente de los ciudadanos con la democracia". "Para nosotros, es un gran depósito de respeto; nos sentimos responsables", ha manifestado.

A modo de balance, ha reconocido que a su partido le gustaría "haber ido más allá" y conseguir mejores resultados, aunque ha achacado los 120 escaños -tres menos que el 28A- a la situación "muy complicada" de los últimos meses. Ha destacado que el PSOE y Sánchez "siempre han defendido el interés general y son los únicos que siguen con una mirada abierta, para que ninguno se quede fuera como lamentablemente pretenden las derechas".

Tras recalcar que "quien ha ganado es el PSOE y Pedro Sánchez", Puig ha sostenido que la consecuencia de esa victoria "no puede ser el bloqueo como en el pasado, sino buscar fórmulas para que gobierne quien haya ganado". "Si Sánchez gobierna, habrá un gobierno cómplice con la Comunitat Valenciana", ha augurado, un ejecutivo que "no mirará exclusivamente a la Comunitat pero sí reconocerá la singularidad".

Bajo este prisma, ha puesto en valor el "esfuerzo" de Sánchez en la campaña por "visualizar claramente lo que necesita España" y ha defendido que "es él quien tiene que dirigir el nuevo movimiento para hacer posible un gobierno de progreso". Ha hecho hincapié en que "es lo que toca y hay que hacer" a partir del escenario de los últimos meses".

Por contra, ha rechazado el "único punto amargo" del 10N, "el ascenso de la extrema derecha". "Lo quiero decir con toda claridad: todas las ideas tienen cabida en nuestro país, menos las que quieren atacar los principios fundamentales de una sociedad democrática avanzada", ha subrayado.

"NI UN PASO ATRÁS, NO LO VAMOS A PERMITIR"

Ha advertido así que "no es posible dejar pasar cualquier actuación contra la libertad" que ha llevado a España a ser un país avanzado en los 40 años de democracia, "de los más liberales de Europa y el mundo" y desde el que "se ha podido proyectar la libertad y la capacidad de entender la vida como cada uno decide". Y ha recalcado: "Esta sociedad no está dispuesta a dar ni un paso atrás".

Puig ha prometido que "todos los gritos de los fanáticos tendrán siempre una respuesta del Partido Socialista: No vamos a dejar pasar ningún tipo de retorno a los peores pasados de este país", remarcando que estos partidos "tienen derecho a expresarse, pero no a acabar con los derechos de los demás". "Y no lo vamos a permitir", ha insistido.

En este contexto, ha ensalzado el voto de los valencianos porque "la mayoría de la Comunitat ha dicho que no quiere saber nada más del grito fascista", garantizando que "la involución ya no es la agenda valenciana".

UN GOBIERNO QUE ENTIENDA LA SINGULARIDAD

De cara al futuro, Puig se ha comprometido a "ayudar a que se construya un gobierno que entienda la singularidad de la Comunitat Valenciana" y ha recordado la necesidad de un nuevo sistema de financiación autonómica, "inversiones justas e igualdad entre españoles".

"En definitiva, solo podemos vivir desde la confianza, el diálogo y huyendo del fanatismo", ha reivindicado, y ha defendido que "contra el fanatismo y el sectarismo está el PSOE, en la Comunitat y en España". Y ha remachado: "Hoy es una noche de consolidación del PSOE, pero sobre todo de la democracia. Por eso juntos tenemos que hacer frente a los que quieren socavar los cimientos de la democracia".

En la misma línea, la secretaria general del PSPV de la provincia de Valencia, Mercedes Caballero, ha celebrado el 10N como "muy satisfactorio" para un PSOE que recibe "la máxima confianza de la ciudadanía" y otros partidos "castigados por bloquear un gobierno de progreso", por lo que les ha instado a que sepan leer los resultados. "Lo que produce frío y tristeza es la subida de la extrema derecha", ha ilustrado en un símil con la temperatura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento