En Estados Unidos, el 60% de la comida ya se pide en casa o para llevar

Un rider de la empresa de reparto de comida a domicilio Glovo, pasea por una calle de Madrid con su bicicleta.
Un rider de la empresa de reparto de comida a domicilio Glovo
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

Cada vez que se acerca fin de año y toca repasar tendencias gastronómicas pasadas y futuras se habla de ingredientes, tipos de cocina o la superfood de turno. Pero hay algo que lleva ya tiempo apareciendo en todos los estudios y que está cambiando más el panorama de la restauración que cualquier aguacate: la gente pide más comida para llevar y se queda menos en los restaurantes.

Y en algunos países las cifras dejan poco margen a las dudas: el futuro de los restaurantes son los clientes que quieren comer, pero en su casa o fuera del local. Así lo refleja un estudio de la National Restaurant Association, que asegura que un 60% de los clientes ya usa alguna de las modalidades de comida para llevar o reparto a domicilio.

Detalles como que la fórmula más utilizada sea pedir la comida desde el coche certifican que los datos no son extrapolables a otros países y mucho menos a España. Pero sí que auguran un futuro -o presente- en el que la comida para llevar cobra cada vez más importancia en las cuentas de un restaurante.

El auge de las aplicaciones y servicios de reparto que permiten a los restaurantes externalizar esta función es, de hecho, uno de los sectores con mayor crecimiento últimamente. 

Tanto que ya se empieza a hablar del concepto de las cocinas fantasma, que directamente eliminan de la ecuación a los restaurantes y dejen en manos de estos servicios de delivery todo el proceso, incluido el de cocinar.

Puede parecer un asunto que solo afecta a cadenas de comida rápida, pero en realidad se trata de un cambio en los hábitos de consumo que de uno y otro modo afecta o acabará afectando a toda la hostelería. 

Curiosamente, no es un tema habitual de las decenas de congresos y ferias gastronómicas que se suceden cada mes en el país, ni se suele hablar de ello en las charlas de los cocineros. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento