Gipuzkoa cuenta en la actualidad con 79 menores a la espera de ser acogidos en familias del Territorio

La Diputación de Gipuzkoa ha destacado que el acogimiento familiar ofrece a las personas menores "una alternativa inmejorable" y ha subrayado que en la actualidad hay 79 personas menores esperando a ser acogidos.
Encuentro de Familias de Acogida
Encuentro de Familias de Acogida
DIPUTACIÓN DE GIPUZKOA

Un total de 136 familias, 85 personas menores y 61 profesionales del ámbito de la protección infantil han participado este sábado en el XIX Encuentro de Familias de Acogida, organizado por la Diputación de Gipuzkoa, la Asociación de Familias de Acogida de Gipuzkoa, Beroa, el Servicio de Apoyo Técnico al acogimiento familiar Lauka y el Programa de Acogimiento Familiar Especializado Agintzari.

Según ha informado la entidad foral, la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, ha subrayado en la apertura del encuentro que en Gipuzkoa hay en este momento 79 menores esperando a ser acogidos en familias, y ha valorado a estas como una alternativa "inmejorable" para el futuro de los menores que más lo necesitan.

Junto a la diputada, ha participado en la apertura del encuentro Pedro Pérez, presidente de Beroa, y el grueso del encuentro se ha centrado en el taller impartido por la psicóloga especializada en protección infantil Pepa Horno, bajo el título de 'Aprender a amar, aprender a confiar'.

Maite Peña ha señalado que "el acogimiento familiar es un ejercicio de gran generosidad" y ha añadido que el programa de Acogimiento Familiar de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha cumplido 30 años, convirtiéndose en una figura de protección "consolidada" en Gipuzkoa.

"En nuestro territorio hay niños, niñas y adolescentes que, por diversas razones, no pueden vivir con sus familias y por eso están tutelados por la Diputación Foral de Gipuzkoa. Necesitan el calor de una familia, que les cuide, eduque y en la que puedan pasar a ser uno más, al tiempo que puedan seguir teniendo relación con sus familias a pesar de no poder vivir con ellas", ha añadido.

La diputada ha especificado que "actualmente, son 345 los menores que residen en familias de acogida, y otros 60 jóvenes siguen viviendo con estas familias después de cumplir la mayoría de edad.

"La red de familias de acogida es cada vez mayor, pero no llega a ser suficiente para las necesidades actuales. En estos momentos son 79 los niños, niñas y adolescentes que esperan a ser acogidos en una familia", ha añadido.

En la actualidad permanecen acogidos en centros, "donde tratamos de reproducir un ambiente familiar mediante la intervención educativa de los y las profesionales que les atienden". Así, 35 de esos menores podrían ser acogidos por una familia voluntaria, mientras que 44 deberían ser acogidos en una familia especializada.

Maite Peña ha añadido que el programa de acogimiento especializado "tendrá especial protagonismo en el próximo año, ya que trabajaremos para aumentar progresivamente esta modalidad de acogimiento, que precisa de una cualificación específica y de una disposición plena para ejercer este tipo de acogimiento".

Actualmente son 12 las familias especializadas, pero la Diputación Foral de Gipuzkoa prevé llegar hasta 30 para esta tipología de acogimiento, "porque ofrece a los menores que más lo necesitan, a los que tienen necesidades especiales, una alternativa inmejorable para su desarrollo personal y vital".

Las familias que puedan estar interesadas, primero deben realizar una formación, y tras presentar la solicitud, se realizan entrevistas personales, pruebas psicotécnicas, una visita al domicilio, y con todo ello se elabora un informe de valoración.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento