Fechas clave tras este 10-N: la investidura, como pronto, a mitad de diciembre

Ronda de consultas del pasado mes de septiembre del rey Felipe VI recibiendo a Pedro Sánchez.
Ronda de consultas del pasado mes de septiembre del rey Felipe VI recibiendo a Pedro Sánchez.
EUROPA PRESS

Las elecciones de este domingo han dejado un panorama todavía más incierto que el que pintaron los comicios del pasado abril de cara a la gobernabilidad del país. El PSOE, con Pedro Sánchez a la cabeza, ha vuelto a ganar, pero lo ha hecho con 120 escaños, tres menos que el 28-A.

Tras los socialistas, el PP se ha erigido como segunda fuerza política gracias a una subida de 22 escaños, que lo aúpa a los 88. El podio lo completa Vox con sus 52 diputados, 28 más que en abril, por delante de Unidas Podemos, que cae de los 42 a los 35. Ciudadanos, con 57 el 28-A, ha sufrido un batacazo histórico que lo ha convertido en el sexto partido, con 10.

¿Con quién debería pactar Pedro Sánchez tras el 10-N?

Estos resultados, con un Parlamento aún más atomizado, complican la formación de Gobierno y despliegan una serie de fechas clave para poner en marcha una nueva legislatura con su correspondiente Ejecutivo. Las Cámaras se constituirán el 3 de diciembre y, a partir de ahí, entrará en juego el rey, que abrirá una ronda de consultas con los portavoces en busca del candidato a la investidura.

No todos los plazos están reglados, pero estas son las fechas clave de este tránsito:

  • 13 de noviembre: comienza el escrutinio general en las juntas electorales provinciales, que tienen hasta el sábado día 16 para completar su labor. Es un recuento público donde ya se incluyen los votos del extranjero de los inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA).
  • A partir del 16 de noviembre, una vez resueltos todos los recursos, se proclamarán los resultados y las juntas electorales irán expidiendo las credenciales para que los diputados y senadores puedan presentarse en el Congreso y en el Senado para acreditarse. El desfile de los nuevos parlamentarios para hacer el 'papeleo' se espera a partir del lunes, 18 de diciembre.
  • 3 de diciembre: a las 10.00 h de la mañana se constituyen simultáneamente, cada uno en su sede, el Congreso y el Senado. Es el día en el que los parlamentarios eligen a los presidentes y las Mesas de las Cámaras y prometen o juran la Constitución. Ese mismo martes, la persona que ocupe la Presidencia de la Cámara baja se desplazará al Palacio de la Zarzuela para informar al rey con el fin de que pueda abrir una ronda de consultas con los partidos representados del Congreso para decidir a quién encarga someterse a la sesión de investidura -previsiblemente Pedro Sánchez, como ganador de los comicios-.
  • 12 de diciembre: se calcula que esa fecha acabará el plazo de cinco días hábiles para formar los grupos parlamentarios de la Cámara, siguiendo las previsiones reglamentarias. Ese plazo comienza tras la constitución de la Cámara y tiene en cuenta que por medio hay dos días festivos: el 6 de diciembre, Día de la Constitución, y el 9 de diciembre, ya que en Madrid se pasa a ese lunes el festivo de la víspera, Día de la Inmaculada Concepción. Después, la Mesa del Congreso deberá ratificar los grupos parlamentarios para constituir la Junta de Portavoces, que es el órgano que ordena las sesiones plenarias y, por ende, el Pleno de Investidura, cuando se convoque.
  • Semana del 16 de diciembre: constituidos los grupos parlamentarios y la Junta de Portavoces, ya se podrán convocar sesiones plenarias. Si hay acuerdo entre algunas fuerzas políticas y teniendo en cuenta los deseos expresados por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se calcula que el Debate de Investidura podría celebrarse, como muy pronto, esa semana del 16 de diciembre. Será investido presidente aquel candidato que consiga la confianza del Congreso por alguna de estas dos vías: en la primera votación sumando la mayoría absoluta (176 diputados) o, en una segunda oportunidad, 48 horas después, logrando más votos a favor que en contra.

Para fijar la fecha de esa primera votación de investidura hay que tener en cuenta el riesgo de una nueva repetición electoral, ya que, en caso de bloqueo, las Cortes se disolverán al cumplirse dos meses de esa fecha para celebrar elecciones 47 días después. Y dado que se acostumbra a votar en domingo, la fecha de esa sesión plenaria debe elegirse contando con que en ese tránsito hay dos meses consecutivos de 31 días (diciembre y enero) y un mes de febrero con 29 días.

A partir de la votación, se abren dos escenarios:

a) Vísperas de Navidad: si se ha logrado la investidura, el nuevo presidente del Gobierno podría tomar posesión el fin de semana anterior a Navidad y nombrar de inmediato a sus ministros. Con un Ejecutivo ya en el banco azul se podrá celebrar la Sesión Solemne de Apertura de Legislatura, presidida por el Rey, lo que no se espera hasta enero.

En todo caso, las comparecencias de los nuevos ministros en sus respectivas comisiones del Congreso para exponer sus planes no podrán celebrarse hasta mediados del mes de enero. En primer lugar, los grupos parlamentarios deben llegar a un acuerdo sobre la composición de las comisiones, luego estas deben constituirse y después la Mesa del Congreso debe autorizar expresamente que se reúnan, dado que enero es inhábil a efectos parlamentarios, según la Constitución.

b) Mediados de febrero: por el contrario, si no se ha logrado la investidura en ese debate, tras la primera votación fallida comienza a contar un plazo de dos meses para posibles nuevos intentos. Eso implica que, si hay un fracaso a mediados de diciembre —como ocurrió con las fallidas investiduras de Pedro Sánchez en marzo de 2016 y julio de 2019—, y si no se logra una alternativa viable en los dos meses posteriores, habría que disolver las Cortes nuevamente a mediados de febrero para acabar celebrando nueva elecciones, como pronto el 5 abril.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento