Experta en Comunicación indica que "en todo se puede generar un discurso que genere recuerdos"

La experta en comunicación y oratoria, Mónica Galán, ha indicado, en una entrevista a Europa Press previa a su intervención en Trabalengua: "En todo se puede generar un discurso que genere recuerdos".
La experta en Comunicación Mónica Galán participa en Trabalengua
La experta en Comunicación Mónica Galán participa en Trabalengua
TRABALENGUA - Archivo

Galán participa hoy, en Riojaforum, dentro del Congreso Trabalengua con la ponencia 'Persuade y comunica con el Método BRAVO', una herramienta para hablar en público que puede proyectarse, tal y como ha explicado, a todos los ámbitos de la vida.

"O mimamos la comunicación o puede ser un instrumento de destrucción masiva", ha advertido a la vez que ha reconocido las "dificultades" a las que se enfrentan las personas "porque la vida es compleja" y "la comunicación se ve resentida por las prisas".

En este contexto, BRAVO es una estrategia que comienza captando la disposición del oyente y predisponiéndole a escuchar. Así, B, de bienvenida abre un discurso que continúa con la R de reconocimiento; A de autoridad, V de valor y O de ovación como gran momento de cierre.

Dar peso a las ideas es lo que da valor; la autoridad implica demostrar que se es una voz acreditara, autorizada; y el reconocimiento honra el tiempo de la audiencia.

La bienvenida se prepara "de forma especial, para generar un impacto" y predisponer a la gente para que tenga una actitud positiva hacia lo que les vamos a contar.

Se trata, ha detallado la experta en Oratoria, del tradicional Introducción, Nudo y Desenlace, con una secuencia natural, pero incluyendo resortes sicológicos de la persuasión: el reconocimiento hacia quien escucha y la autoridad del que habla.

Galán también se ha referido al lenguaje no verbal, dado que "hay signos que evidencian que uno no está siendo coherente" y permiten, mediante la observación del cuerpo, detectar la mentira.

Para Galán, "hablar en público implica pensar en privado". El lenguaje, ha indicado, es "persuasión, pero sin su sentido peyorativo" porque siempre se basa en "tratar de que otras personas vean lo que veo yo", lo cual no implica "obligar" sino "compartir una perspectiva" en un intento de "cambiar la visión de alguien".

Así pues, todo es persuasión, "desde que salimos de casa", e incluso por "cómo vas vestida", dado que el "atuendo es un canal de apertura" para demostrar, por ejemplo, si algo te importa o no.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento