Berlusconi coge la escoba
Berlusconi pidió una escoba a unos voluntarios de protección Civil EFE
El presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, dio este jueves ejemplo sobre cómo se mantienen limpias las calles, empuñando una escoba y recogiendo un papel del suelo en la ciudad de Nápoles, donde hasta hace unas semanas se acumulaban toneladas de basura.

Posteriormente, Berlusconi explicó a los periodistas que fue un "gesto simbólico", una manera de "llamar la atención sobre el hecho de que todos debemos ser conscientes de tener nuestra ciudades y nuestros jardines limpios, como nuestras casas"."Las calles tienen que ser la extensión de vuestra casa", dijo Berlusconi a un nutrido grupo de ciudadanos, durante un paseo por las calles del centro de Nápoles, en el suroeste de Italia.

Berlusconi se reunió hoy con autoridades locales para analizar la situación en la ciudad, donde el pasado julio anunció que ya no había desechos por las calles ni en Nápoles ni en la región de Campania, aunque para completar el ciclo definitivo de eliminación de residuos se necesitarán tres años.

Berlusconi pidió la escoba

A la salida de la reunión, en la céntrica plaza Carolina, había un grupo de voluntarios de Protección Civil encargados de limpiar las calles y Berlusconi les pidió una escoba, que sostuvo en alto invitando a la gente a colaborar.

Durante su paseo, Berlusconi se agachó también para retirar del suelo un trozo de papel, que mostró en alto diciendo que "no" con un dedo, según las imágenes transmitidas por televisión.

Berlusconi explicó a los napolitanos la importancia del reciclaje y de separar los diferentes tipos de residuos: "no hay que tirar basura por la calle y, sobre todo, hay que ponerla en los contenedores para (la recogida) diferenciada".