Foto de archivo fechada el pasado 22 de julio de 2008 que muestra el dibujo del ilustrador de los juicios estadounidense Janet Hamlin, que muestra al acusado Salim Hamdan durante el juicio militar por crímenes de guerra
Foto de archivo fechada el pasado 22 de julio de 2008 que muestra al acusado Salim Hamdan durante el juicio militar por crímenes de guerra EFE

El jurado de la comisión militar de la base de Guantánamo ha condenado este jueves a cinco años y medio a Salim Hamdan , el ex conductor de Osama bin Laden, por apoyo al terrorismo. La sentencia supone un duro revés para la Fiscalía, que había pedido una condena mínima de 30 años e incluso había sugerido la cadena perpetua.

Ya ha pasado cinco años en prisión en Guantánamo

Bajo esta condena, Hamdan podría salir en libertad en tan sólo seis meses, dado que el juez militar, el capitán Keith Allred, ya había determinado excluir cinco años de prisión de la sentencia, que son los años que ha pasado ya en la prisión de Guantánamo, en Cuba.

Sin embargo, el Gobierno ha dejado constancia de que puede retener indefinidamente a Hamdan y a otros "enemigos combatientes" mientras continúa la guerra contra el terrorismo.

La Fiscalía acusaba a Hamdan, de origen yemení, de conspirar y apoyar el terrorismo, por lo que de ser declarado culpable, podría ser condenado a cadena perpetua. Hamdan, que reconoció haber sido conductor de Bin Laden, rechazó durante el juicio haber jurado lealtad ("bayat" en árabe) a Bin Laden y a la organización terrorista Al Qaeda.

No obstante, según la Fiscalía, Hamdan sirvió al líder de Al Qaeda durante más de cinco años en Afganistán y participó en la trama de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 contra las ciudades de Nueva York y Washington.

Necesitaba 200 dólares mensuales

Por su parte, la defensa de Hamdan alegó que el acusado trabajó para Bin Laden porque necesitaba los 200 dólares mensuales que recibía de salario, pero sin adherirse a Al Qaeda, y lo comparó con un "contratista civil" como los que trabajan para el Pentágono.

Hamdan fue capturado en Afganistán en noviembre de 2001 con dos misiles tierra-aire en el maletero de su automóvil y fue entregado al Ejército estadounidense. En mayo de 2002, fue llevado a Guantánamo y poco después se convirtió en uno de los primeros prisioneros en hacer frente a acusaciones de crímenes de guerra.

El juicio seguido contra Hamdan ha sido el primero que Estados Unidos ha llevado a cabo por crímenes de guerra desde la II Guerra Mundial.