Sofia Tolstaia, una vida a la sombra de un genio de la literatura

  • Escribió y nunca publicó ‘¿De quién es la culpa?’, donde rebatía las opiniones sobre ella de su marido, Tolstói.
  • La editorial aragonesa Xordica acaba de publicar la edición en castellano, con traducción del ruso de Marta Rebón.
Portada del libro '¿De quién es la culpa?', de Sofia Tolstaia.
Portada del libro '¿De quién es la culpa?', de Sofia Tolstaia.
EDITORIAL XORDICA

"Nunca ha sabido amar". Sofia Andréievna Behrs escribió esto sobre su marido en 1890, cuando tenía 46 años. Llevaba casi 30 casada con él. En sus Diarios lo apuntaba todo. "¿Por qué no hay genios que sean mujeres?" reflexionaba inquieta, "todas las habilidades de las mujeres enérgicas se destinan a sus familias".

El matrimonio tuvo 13 hijos, aunque cinco murieron pronto; ella era políglota, lectora y fotógrafa, entre otras cosas, pero dedicó su vida al cuidado de su prole, de la finca Yásnaia Poliana y a ayudar a su compañero con la escritura, transcripción y publicación de sus libros. Él era Lev Tolstói (1828-1910).

La existencia de Tolstaia –apellido de casada– quedó supeditada a la de la gran figura de la novela, autor de Guerra y Paz y Anna Karénina, hombre de arduo carácter e ideas difíciles de procesar, sobre todo en su propia casa. "Lo cruel es admitirlas como iguales", decía de las mujeres. Ella lo comparaba con el compositor Beethoven, que nunca tuvo una pareja estable.

Hasta finales de los 90 del siglo pasado, el nombre de esta dama olvidada no comenzó a sonar en serio. En 1994 se publicó por primera vez su libro ¿De quién es la culpa?, que ahora edita en castellano la editorial aragonesa Xordica con traducción del ruso de Marta Rebón. Había sido escrito antes de 1900.

Tolstaia nunca quiso que viera la luz. El motivo era poderoso: lo escribió en respuesta a un libro de su esposo titulado Sonata a Kreutzer (1889), que la humilló. Todos los que lo leyeron, y ella misma, infirieron que el escritor hablaba públicamente de las intimidades de su matrimonio, aunque fuera una obra de ficción.

El personaje protagonista, Pózdnishev, criticaba la independencia femenina, decía que las mujeres estaban educadas para seducir a los hombres y que, como ellos eran pura lujuria, las uniones duraderas eran imposibles.

Tolstaia, indignada, le contestó. Y por escrito. Creó a Anna Aleksándrovna y a través de ella puso los puntos sobre las íes. No quería ser juzgada por una sociedad que la había colocado, además, en un papel secundario.

Portada del libro de Sofia Tolstaia.

Sofia Andréievna Berhs

  • Escritora, fotógrafa, copista. 1844-1919
Sus padres le dieron una educación excepcional: literatura, música, pintura, danza e idiomas. Se casó a los 18 años (Tolstói tenía 34). Tuvieron 13 hijos. En vida, publicó poesía en prosa y cuentos para niños. Escribió unos Diarios y unas memorias con el título de Mi vida.

¿De quién es la culpa? cuenta la historia de una joven que se enamora de un príncipe mayor, erudito y potentado y tiene una idea platónica de su futuro, como esposa, como mujer y como media naranja de un ser encantador que alaba sus cualidades. En cuanto se casan, las cosas no tardan en torcerse. La culpa, la indiferencia, la inocencia, los celos y otros sentimientos afloran sin parar. El final es trágico.

En un epílogo imprescindible que firma Marta Rebón junto a Ferran Mateo, el lector encuentra dos cosas. La primera es el contexto. Explican cómo en la Rusia de 1800 las mujeres comenzaron a tomar posiciones, sobre todo para intentar esquivar en todopoderoso "yugo familiar", y cómo sus reivindicaciones y movilizaciones resultaron claves para la revolución de 1917.

La segunda es que Tolstaia no era la única. Como ella, las esposas de otros genios de la literatura fueron engullidas por el trabajo de sus maridos, al que contribuyeron con dedicación y talento. Entre ellas, Anna Dostoiévskaia (Dostoievski, autor de Crimen y castigo) y Véra Nabokov (Nabokov, autor de Lolita).

"Toda mujer ama de verdad una sola vez. Adora su amor, lo preserva a la espera de la oportunidad de ofrecerlo. Y una vez que lo otorga, lo cuida y lo antepone a todo", se lee en ¿De quién es la culpa? ¿De quién es?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento