Los vecinos de Prado Negro, en el término municipal de Huétor Santillán (Granada), están atemorizados por la "invasión" de una manada de vacas que campan por las calles de la localidad desde hace un mes en busca de alimento, ante la escasez de pasto.

No podemos salir de casa porque tenemos miedo de que nuestros hijos y ancianos sean atacados

Se trata de unas 150 reses que, acompañadas de sus crías, acceden a los huertos y jardines particulares para pastar y destrozan a su paso árboles, macetas y mobiliario urbano, han informado vecinos de la localidad.

Los apenas 570 habitantes del pueblo han alertado de que muchos de los animales son hembras que acaban de parir, lo que incrementa su peligrosidad.

Un pueblo "inhabitable"

"No podemos salir de casa porque tenemos miedo de que nuestros hijos y ancianos sean atacados", ha asegurado un residente, que ha señalado que las pérdidas económicas pueden ser mayúsculas, ya que en la época estival suelen acercarse a la localidad turistas de toda España.

Los habitantes culpan de la situación a los dueños del ganado y denuncian que desde las instituciones aún no han obtenido una respuesta a sus demandas. El pueblo se ha hecho "inhabitable" y los vecinos dicen necesitar una solución rápida y decidida por parte de las autoridades, según uno de ellos, que ha espetado que la situación "es una vergüenza, porque las vacas están más en la plaza del pueblo que en el prado".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA