Radovan Karadzic y Ratko Mladic
Radovan Karadzic junto a su comandante militar Ratko Mladic durante una sesión en el parlamento en abril de 1995. (REUTERS) REUTERS
Las autoridades de Belgrado han intensificado sus acciones para capturar y extraditar a La Haya, antes de finales de agosto, al presunto criminal de guerra Ratko Mladic, según asegura este jueves el rotativo serbio 'Blic', que cita fuentes próximas al Gobierno. Por esa razón, agrega el periódico, han sido aplazadas las vacaciones de los agentes encargados de la detención del ex líder militar serbobosnio.

La fuente indica que las autoridades tratarán de aprovechar la "temporada muerta" de agosto, cuando el Parlamento no funciona y hay menos lugar para las "maniobras políticas" de los radicales y la organización de desórdenes o disturbios.

Sin embargo, Rasim Ljajic, ministro de Trabajo y coordinador del Gobierno serbio para la cooperación con el Tribunal Penal Internacional de crímenes de guerra en la antigua Yugoslavia (TPIY), con sede en La Haya, negó este jueves que las actividades de búsqueda se hayan intensificado, según la agencia serbia Tanjug.

"Acciones diarias regulares"

"Se trata de acciones diarias regulares" de investigación, dijo Ljajic en rueda de prensa en Belgrado y añadió que "no están en curso acciones especiales para localizar al general Mladic", pero, "si las hubiese, no tendría sentido anunciarlas".

El periódico Blic señala que, debido a la posibilidad de una inminente captura de Mladic, Belgrado pidió que se pospusiera la visita a la ciudad del fiscal jefe del TPIY, Serge Brammertz, de comienzos de agosto a principios de septiembre.

Si Brammertz visita Belgrado en septiembre después de la entrega del ex líder político serbobosnio Radovan Karadzic (capturado en julio y ya en La Haya) y de Mladic, ello garantizará un informe positivo del TPIY sobre Serbia, apunta Blic.