Las fuerzas de seguridad mauritanas han dispersado en Nuakchot a los manifestantes que se habían reunido para expresar su apoyo al presidente Sidi Ould Cheikh Abdallahi, detenido por la Junta Militar que perpetró un golpe de Estado el miércoles.

La manifestación había sido convocada por integrantes del Pacto Nacional por la Democracia y el Desarrollo (PNDD-ADIL), la Alianza Popular Progresista (APP), el islamista Tawassoul y la Unión de Fuerzas del Progreso (UFP).

Todos ellos se han constituido en el autodenominado "Frente Nacional de Defensa de la Democracia".

Apoyo a los golpistas

Por otro lado, decenas de miles de manifestantes han tomado las principales calles de la capital mauritana y, al llegar ante el palacio presidencial, el "Consejo de Estado" resultante del golpe de Estado les ha comunicado  su compromiso de lograr una "democracia real".

Los integrantes del Consejo de Estado, presidido por el general Mohamed Uld Abdelaziz, han salido la entrada del palacio presidencial para saludar a los manifestantes, que han recorrido las calles de Nuackchot para mostrar su apoyo al golpe de Estado.

En su pronunciamiento, Abdelaziz ha declarado que las fuerzas de seguridad se mantienen del lado de los ciudadanos en la solución de sus problemas.