Dos exconsejeros andaluces se acogen a su derecho a no declarar en la comisión de la FAFFE

El secretario general del PSOE de Málaga y parlamentario andaluz, José Luis Ruiz Espejo, junto con la vicesecretaria general de los socialistas malagueños, Fuensanta Lima, y el coordinador del grupo parlamentario, Javier Carnero
Javier Carnero, exconsejero de Empleo de la Junta de Andalucía (a la derecha).
PSOE
Acusan al PP de usar la cámara autonómica para influir en el resultado electoral del domingo.

El exconsejero de Empleo José Carnero, el primero de los llamados a declarar este viernes ante la comisión que investiga las presuntas irregularidades en la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (FAFFE), se ha acogido a su derecho a no declarar, al igual que hizo este jueves el expresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves.

Con argumentos parecidos a los esgrimidos por Chaves, el exconsejero de Empleo ha dicho que su comparecencia "no tiene más sentido que poner en el disparadero a altos cargos del Gobierno socialista" y utilizar su presencia "por puros intereses electorales", por lo que se ha acogido a su "derecho legal a no declarar".

En su turno de intervención inicial, el único que ha utilizado, Carnero ha recordado que es la quinta vez que comparece por este asunto ante el Parlamento -las otras cuatro fueron en la anterior legislatura como consejero de Empleo- para "contribuir a esclarecer la verdad de las cosas y con voluntad de rendición de cuentas".

"La diferencia esta quinta vez es que la entonces oposición, y hoy Gobierno, decía que trataba de aclarar lo ocurrido, mientras que ahora han demostrado lo único que quieren: enturbiar, enmarañar, retorcer la verdad e intoxicar montando un circo mediático a 48 horas de las elecciones", ha denunciado.

Convencido de que "solo quieren vernos hacer el paseíllo a personas cuyo honor está siendo claramente vilipendiado", ha señalado que el "respeto" por el Parlamento le impide participar de "espectáculos así".

"No existe razón jurídica ni práctica que justifiquen la imperiosa necesidad de celebrar las sesiones precisamente los días que han sido convocadas, del mismo modo que no existe ni fundamento jurídico ni razón práctica para justificar el cambio de orden de las comparecencias", ha sostenido.

"Si de verdad hubieran querido cumplir con su objetivo deberían haber llamado en primer lugar a los responsables directos de la gestión de aquella Fundación", ha proseguido Carnero, que ha recalcado: "Bajo esa premisa puedo garantizar sin equivocarme que mi comparecencia no tiene más sentido que poner en el disparadero a altos cargos del anterior gobierno socialista".

Sánchez Maldonado

El exconsejero de Empleo José Sánchez Maldonado también ha abandonado, tras una breve intervención inicial, la sala de la comisión.

"El Parlamento no puede servir como plató del debate electoral, el Parlamento debe ser neutral políticamente hablando, como lo ha sido siempre", ha argumentado Sánchez Maldonado.

Así, ha dicho que no iba a ser "participe" de transformar este Parlamento en un instrumento que "influya" en el resultado electoral.

En su opinión, a la oposición no le importa "buscar la verdad", sino tratar de obtener "una serie de réditos políticos y electorales".

"Entiendo que no debo participar en este propósito, con lo que me voy a acoger a mi derecho a no declarar y con mi presencia aquí doy por concluida mi comparecencia", ha señalado antes de levantarse y marcharse.

Previamente, ha expresado su "profunda incomprensión" ante lo que considera una utilización de la Cámara "con la clara intención de interferir en la actual campaña" electoral.

"Se ha hecho hincapié en que lo único que se trata de buscar es la verdad, pero la verdad nunca puede estar sujeta a interpretaciones subjetivas, a infamias y medias verdades y, con este orden de comparecencias y estas fechas, alguno pudieran estar tentadas de usarlo con intereses espurios a dos días de una jornada electoral tan importante para España", ha recalcado.

Ha recordado, además, que todo el mundo sabe que la justicia está "buscando la verdad" y que este caso que está "judicializado".

"Creo que hubiera sido mucho más deseable y acertado haber hecho estas comparecencias tras las elecciones si lo que se está buscando de verdad es la transparencia", ha agregado.

Ha criticado además la forma de ordenar temporalmente las comparecencias: "A mi parecer, sólo está motivada por un cuestión electoral y la propia agenda parlamentaria refleja que esta semana se ha despejado de cualquier actividad a excepción de estas comparecencias".

Finalmente, ha asegurado que "siempre" va a estar dispuesto a estar aquí y, en este sentido, ha recordado que ha comparecido en numerosas ocasiones como consejero en el Parlamento y también ante una comisión de investigación.

El presidente de la comisión, Enrique Moreno (Ciudadanos), ha dicho que la decisión de Carnero es "otra grandísima falta de respeto a los andaluces y al Parlamento", pues se ha acogido a un derecho a no declarar que "no existe" porque "no hay base jurídica alguna".

"Tiene la obligación legal de comparecer ante la comisión", ha señalado Moreno, que ha agregado que la actitud del exconsejero "deja mucho que desear" y la ha calificado de "espantada".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento