El jefe de la Guardia Presidencial de Mauritania, el general Mohammad Ould Abdelaziz, ha tomado el control del palacio presidencial en Nuakchott, y han sido capturados el presidente y el primer ministro, según fuentes presidenciales.

Es un golpe de estado puro y duro

Esta noticia llega poco después de que el presidente mauritano, Sidi Mohamed Uld Cheij Abdallahi,
destituyera al jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Mohamed El Ghazuani, y el jefe de la Guardia Presidencial, el general Mohamed Uld Abdelaziz, según ha informado la Agencia Mauritana de Información (AMI).

Los jefes del Ejército han anunciado la creación de un Consejo de Estado presidido por El Ghazuani. En un comunicado emitido por la televisión estatal mauritana, los generales rechazaron la destitución de los mandos militares.

"Cortaron todas las comunicaciones"

El portavoz de la Presidencia de la República mauritana, Abdulay Mamadú Ba, ha relatado que "los jefes del Ejército entraron en el palacio presidencial, llevaron al presidente y al primer ministro a un cuartel del Estado mayor, cortaron todas las comunicaciones y no permitieron a los funcionarios del palacio presidencial llegar a sus oficinas".

La colonia española en el país se encuentra bien

Además, Amal mint Cheij Abdallahi, hija del presidente mauritano, ha confirmado por teléfono a la radio francesa RFI que su padre se encuentra detenido y ha señalado que se trata de "un golpe de estado puro y duro".

Según imágenes emitidas en directo por la cadena Al Yazira, las fuerzas del Ejército tomaron, además de la sede de la Radio y de la televisión estatal y las sedes administrativas, también las principales calles de la capital del país.

Los españoles se encuentran bien

La colonia española en el país, compuesta por más de 150 personas, en especial cooperantes y personal de la embajada y sus familiares, se encuentra "bien y tranquilos", ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores, que está en "permanente contacto" con la legación diplomática en Nuakchot.