Car renting: lo que tienes que tener para alquilar un coche

Alquilar un coche es una alternativa perfecta para irse de vacaciones.
Alquilar un coche es una alternativa perfecta para irse de vacaciones.
Freepik

¿Quieres hacer una excursión por carretera pero no tienes coche? ¿No quieres comprarte un automóvil porque no lo necesitas en tu día a día? Tranquilo, el alquiler puntual es tu solución. Tanto para viajes en el extranjero o por España. como para uso laboral, el car renting puede solucionarte cualquier problema de movilidad por un precio ajustado.

Eso sí, antes de adentrarte en este mundo debes saber que hay que cumplir unos requisitos para poder alquilar un coche y, también, que existen varios trucos que te evitarán imprevistos durante tu viaje.

Los imprescindibles

Los documentos básicos para alquilar un coche son el carnet de conducir y el de identidad o el pasaporte. Tienen que estar vigentes y, en el caso del permiso de conducción, tener un mínimo de antigüedad de entre 1 y 2 años. Además, dependiendo de la agencia de alquiler que contrates, deberás tener al menos 21 años.

Si vas a conducir fuera de la Unión Europea, será necesario el permiso internacional de conducir. Puedes solicitarlo por internet en la página de la DGT o pedir cita previa y acudir a cualquier oficina de tráfico. De todas formas, revisa las condiciones para conducir fuera de la UE antes de viajar.

El siguiente requisito no carece de importancia y su incumplimiento te puede acarrear problemas: la tarjeta de crédito. La debes presentar para avalar la fianza del coche de alquiler. Algunas agencias exigen que la tarjeta sea de crédito y no de débito y que esté al nombre del conductor principal, así que lee bien las condiciones porque pueden negarse a entregarte vehículo.

Cuidado con los extras y las multas

Lo mejor antes de seleccionar un coche de alquiler es saber exactamente qué tipo de vehículo necesitas. Puedes buscar directamente en las web de las diferentes agencias o utilizar un portal de búsqueda que te enseñe las opciones que mejor se ajusten a ti.

Una vez rastreadas las diferentes opciones, lee bien el contrato y asegúrate de que el seguro sea el adecuado. Los motores de búsqueda te ofrecen un tipo de cobertura diferente al de la propia empresa. Además, puede ser que las agencias de alquiler te ofrezcan seguros extra o servicios como GPS que no están incluidos en el precio que ya has pagado. Peca de precavido y evita sorpresas en el coste final.

Por último, pon atención a las señales de tráfico y a las posibles infracciones que puedas cometer. Al tener todos tus a datos a su disposición, las sanciones te llegarán con toda seguridad. Incluso hay agencias que te cobran una tasa por haber tenido que trasladar tus datos a la policía. Hay una serie de multas habituales entre los usuarios de coches de alquiler, pero con un poco de cuidado evitarás sustos desagradables y no acabarás tu viaje con mal sabor de boca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento