Las borrascas seguirán pasando esta semana y dejarán lluvias, sobre todo en el norte, descenso térmico y nevadas

La sucesión de borrascas atlánticas seguirá pasando por el norte de la Península y dejarán lluvias fuertes, persistentes, vientos intensos, descenso de las temperaturas y los primeros avisos por riesgo de nevadas del otoño, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, explicado a Europa Press que la situación tras el paso de la borrasca Amelie será similar, por el sucesivo paso de borrascas del Atlántico norte.

Respecto a Amelie, ha dicho que dejó rachas huracanadas en numerosos puntos de la Península y la más alta se registró este domingo en Machichaco, donde se registró una racha de viento de 177 kilómetros por hora a consecuencia de una borrasca que se profundizó por ciclogénesis explosiva y pasó cerca del Cantábrico. Además, ha añadido que hubo rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora en diferentes puntos.

En cuanto a las lluvias ha dicho que las más significativas tuvieron lugar el viernes, cuando se acumularon más de 160 litros por metro cuadrado en Orense y Pontevedra.

Esta semana la situación de lluvias afectará especialmente al tercio norte y especialmente al norte de Galicia, Cantábrico y del Pirineo occidental, pues las lluvias más abundantes serán en el tercio norte.

El portavoz ha pronosticado que este martes llegará otro frente que seguirá su paso por el extremo norte que afectará especialmente a Galicia y las comunidades cantábricas y serán especialmente persistentes en el Cantábrico oriental y en el norte de Navarra.

Además lloverá en otros puntos del tercio norte, sobre todo en zonas de montaña y algo también, aunque más débiles, en puntos del norte de Castilla-La Mancha, Andalucía oriental y no se descartan en el este de Cataluña y Baleares.

NEVADAS COPIOSAS

La cota de nieve se situará entre 1.400 y 1.600 en las zonas de montaña del norte de la Península y el viento soplará del oeste y del noroeste en toda España menos en Canarias, donde seguirán con el régimen de alisios.

En el Cantábrico oriental los vientos serán fuertes o muy fuertes y con rachas que superarán los 90 kilómetros por hora en puntos del Cantábrico, y serán de entre 80 y 90 kilómetros por hora en zonas de montaña del sistema central y en el interior de las comunidades mediterráneas.

Asimismo se espera temporal marítimo en el Atlántico y habrá riesgo importante por olas de más de seis metros. Las temperaturas bajarán de forma generalizada en toda España, sobre todo en el norte y en el este. Lo más caluroso será en el Mediterráneo, con valores de entre 22 y 24 grados centígrados; en el centro, en el Cantábrico y la meseta sur, de 15 a 18ºC; en la meseta norte entre 10 y 13ºC; y en el valle del Ebro rozarán los 20 grados centígrados.

Respecto al miércoles, Del Campo prevé que siga la situación de lluvias en el Cantábrico oriental y en el Pirineo occidental, donde podrán ser persistentes y por Galicia se acercará otro frente que por la tarde o ya entrada la noche dejará lluvias de nuevo en Galicia, noroeste de Castilla y León y oeste de Asturias.

En el resto es poco probable que llueva el miércoles, ya que Del Campo espera que queden restringidas en el norte peninsular. No lloverá en muchas zonas y la cota de nieve se situará en 1.200 metros aunque tenderá a subir a lo largo del día.

Las temperaturas no cambiarán o si lo hacer serán ligeros mientras que los vientos seguirán soplando fuertes en la mitad norte y en Baleares.

De cara al jueves, el portavoz señala que el frente que entrará el miércoles por el noroeste dejará de nuevo lluvias en Galicia, las comunidades cantábricas, Pirineo, sistema Ibérico y Central. Ese día, de nuevo podrán ser fuertes o persistentes en las comunidades del cantábrico, sobre todo en el litoral.

"El jueves puede haber lluvia débil en algún momento casi en cualquier punto, excepto en el sur de Valencia, Murcia y Almería", ha comentado Del Campo que no descarta algún chubasco ocasional también en Baleares y lluvias en el norte de las islas montañosas de Canarias.

Este día descenderán las temperaturas en la mitad norte porque entrará el viento del oeste y del noroeste y la cota de nieve podrá bajar hasta los 800 o 1.000 metros en el Cantábrico, sistemas Central e Ibérico, sobre todo al final del día.

Durante la jornada, las temperaturas más cálidas se esperan en el Mediterráneo y del Guadalquivir, donde tendrán entre 20 y 24ºC; en el Cantábrico unos 15ºC de máxima; en el centro y meseta sur las temperaturas estarán en entre 14 y 16 grados centígrados; en la meseta norte y Galicia, las máximas se quedarán entre 8 y 10 grados centígrados. En general el jueves los termómetros estarán entre 3 y 5 grados centígrados por debajo de los valores normales para la época.

Finalmente, el portavoz ha adelantado que de cara al fin de semana, en principio la situación será similar, con un paso de frentes que podría dejar lluvias en el tercio norte de la Península, y que serán de cierta intensidad en el Cantábrico.

En la Península podría haber también lluvias débiles y temperaturas que aún bajarán más el viernes, aunque el sábado tenderán a subir y recuperarse con "cierta importancia" y de forma casi generalizada.

Por último, respecto al domingo, día de repetición de las elecciones generales ha advertido de que aún hay mucha incertidumbre en la predicción pero que parece que se mantiene hasta entonces el sucesivo paso de borrascas, con vientos y lluvias y un ambiente más fresco de lo normal para estas fechas

Mostrar comentarios

Códigos Descuento