Gobierno Vasco obligará a contratar VTC con 30 minutos de antelación en la normativa que aprobará antes de fin de año

El Gobierno Vasco obligará a las plataformas como Uber a fijar un intervalo de 30 minutos entre la solicitud del servicio y la recogida del cliente. La medida, que entrará en vigor antes de fin de año, cuenta con la aprobación del sector del taxi y de las VTC tradicionales, que este lunes se han reunido en Bilbao con responsables del departamento de Transportes para analizar la llegada de Uber a Bilbao el pasado jueves.
Reunión Transportes, taxistas y VTC tradicionales en Bilbao
Reunión Transportes, taxistas y VTC tradicionales en Bilbao
GOBIERNO VASCO

La mesa sectorial, que trabajaba desde hace un año en los principales aspectos a recoger en la normativa vasca, se ha reunido este lunes "con carácter de urgencia para analizar la nueva realidad" que ha abierto la entrada en funcionamiento en Bilbao de 20 vehículos de la plataforma Uber.

A la reunión han asistido el viceconsejero de Transportes, Antonio Aiz, y la directora de Planificación del Transporte, Janire Bijueska, asociaciones de Taxis, con el presidente de la Federación Vasca de Taxis, Borja Musons, y representantes de VTC integrados en la asociación Asovas VTC, constituida en 2018 y que gestiona en la actualidad "la mitad" de las 174 licencias de VTC que estaban autorizadas a operar en Euskadi a fecha de 2 de octubre.

Al término del encuentro, Bijueska ha señalado que la reunión ha sido convocada de urgencia porque la irrupción de Uber era "una opción que no estaba contemplada hasta el momento y que no se había barajado en este foro sectorial, ya que ninguna de las plataformas abiertas había mostrado su interés en entrar en Euskadi hasta la pasada semana".

Borja Musons, por su parte, ha anunciado que el sector está "tranquilo" porque tras la entrada sin previo aviso de Uber en Bilbao "se ha llamado a la calma a los compañeros para que no se levante polvareda", por lo que no tienen previsto realizar "ni movilizaciones ni manifestaciones de ningún tipo".

En ese sentido, ha trasladado que el sector del taxi "está con la administración, en la que tiene plena confianza", y ha afirmado que "Uber ha venido a Bilbao a ver qué es lo que puede hacer y medir sus fuerzas antes de hacer un desembarco real" ya que, en su opinión, "lo que está haciendo es medir el volumen de negocio que hay y tensar la cuerda con los taxistas".

ECONOMÍA COLABORATIVA

En ese punto ha añadido que han pedido tanto a la Administración como al Ayuntamiento de Bilbao que "por favor hagan cumplir la ley a estos señores como hacen el resto de ciudadanos porque no se pueden saltar la ley a la torera. Solo pedimos que se cumpla la normativa, nada más".

También ha recordado que "llegaron en 2012 hablando de la economía colaborativa, mintieron entonces, y siguen mintiendo ahora, y si cumplen o no con la normativa, su presidente no es quién para decirlo, porque lo tendrá que decidir un juez cuando empiecen a llegar las denuncias como ha ocurrido en otras ciudades".

Musons ha acusado a Uber de ser "una empresa infractora al cien por cien y que funciona como ha hecho en su desembarco en Bilbao: no pide permiso, pide perdón; porque primero desembarca, y luego quiere cambiar toda la normativa para ellos".

De entrada, ha remarcado, han traído los vehículos de fuera, "porque no son ni de ciudadanos vascos, y los han traído de fuera para hacer un experimento, básicamente".

Asimismo ha dicho estar "totalmente convencido y mis compañeros también, de que no cumple con la normativa y sus trabajadores, tampoco, como se ha visto este fin de semana, cuando lo han incumplido de forma sistemática con la captación en vía pública, y lo puede comprobar cualquiera que tenga la aplicación porque los coches se dedican a deambular por las calles buscando clientes".

El representante de los taxistas vascos ha trasladado al Gobierno Vasco que los agentes encargados de inspeccionar actúen de oficio, no por una denuncia por parte del sector del taxi porque "no podemos ser siempre los villanos e ir detrás de ellos porque al final parece que los taxistas están totalmente en contra de los VTC, cuando no es verdad, pedimos que se cumpla la ley, no que las VTC tengan que estar perseguidas si lo hacen".

Preguntado por si Uber como empresa cumple la normativa, Musons ha indicado que "probablemente cumpla la ley, pero los coches que utiliza no lo hacen porque es una plataforma que no tiene coches y no se hace responsable de lo que pasa en los coches de los que es un intermediario".

DOCUMENTO UNITARIO

La normativa vasca, que será presentada "en próximas semanas" para su aprobación del Consejo de Gobierno, también incluirá, además del requisito de la precontratación, la prohibición de inmediatez y la imposibilidad de transitar por la vía pública en busca de clientes que ya está recogida en la Ley de carácter estatal reguladora del sector de vehículos con conductor.

En ese sentido, Janire Bijueska ha calificado los encuentros mantenidos con el sector del taxi y las VTC tradicionales para consensuar el decreto de reuniones unitarias sobre un documento unitario cuyo borrador ha sido mejorado y cuestionado, que ha tenido momentos de discrepancia como en toda negociación".

La directora de Planificación ha añadido que desde el departamento vasco querían que la normativa fuera "lo más realista posible y acorde a la realidad y la situación existente en Euskadi".

En ese punto ha alabado la actitud de taxistas y asociaciones de VTC tradicionales porque "las dos partes han participado con un prisma constructivo, tolerante y positivo y han estado sentados en la mesa hasta llegar al último eslabón de la cadena del procedimiento administrativo, que será su aprobación en próximas semanas".

En su opinión, la normativa que regulará el servicio "no es interpretable y solo tiene un camino en el que las plataformas como Uber son secundarias y a quien vincula la normativa es a las licencias de VTC que tendrán que canalizar luego el servicio en segundo grado. Es sobre las autorizaciones de VTC sobre las que va a recaer el decreto y las plataformas deberán adecuar a esa normativa su comunicación con el cliente a través de cualquier medio".

Tras considerar que "pautar en 30 minutos el requisito horario para contratar el servicio, es perfectamente factible para desarrollarlo", ha añadido que, desde su perspectiva, concentrar 20 vehículos como ha hecho Uber en una ciudad como Bilbao significa sobreofertar sobre la circunstancia y la realidad de una ciudad como la capital vizcaína.

COLABORACIÓN INSTITUCIONAL

Tras la aprobación de la normativa, el Gobierno Vasco solicitará la colaboración de Ayuntamientos y Diputaciones Forales en las tareas de inspección y control del cumplimiento de dicha regulación en materia de ordenación del transporte terrestre.

El decreto recogerá la obligación de que los servicios realizados deben ser contratados previamente a su realización y concreta las condiciones de la contratación previa. De esta forma, desde que se efectúa la solicitud de arrendamiento y se produce el inicio de la prestación efectiva del servicio deberá transcurrir, con carácter obligatorio, un mínimo de treinta minutos.

Los VTC no podrán, en ningún caso, circular por las vías públicas para buscar clientes ni propiciar la captación de personas viajeras que no hayan ni contratado ni solicitado previamente el servicio con la antelación mínima de treinta minutos. Los vehículos adscritos no podrán ser geolocalizados por los interesados a demanda.

El Decreto señala que no serán visibles externamente en sistemas de geolocalización ni en ninguna aplicación que pueda facilitar a potenciales usuarios del servicio su ubicación exacta y una transacción directa que no pase por la solicitud previa a la empresa, siendo ésta la que conozca en todo momento la situación de su flota.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento