Desalojados los vecinos del edifico sobre el que cayó una fachada en Bilbao hasta que se apuntale y asegure el inmueble

Los vecinos del bloque sobre el que cayó el domingo la fachada de una torre de once pisos en el barrio bilbaíno de Deusto deberán abandonar sus viviendas durante tres días, hasta que se "apuntale y asegure" tanto el paño superior de la zona desprendida, como la cubierta del edificio afectado por el derrumbe.
Fachada desprendida y edificio colindante sobre el que cayeron los escombros.
Fachada desprendida y edificio colindante sobre el que cayeron los escombros.
EUROPA PRESS

Sobre las cinco y media de la madrugada del pasado domingo, un paño de ladrillos y cemento de 16 metros de altura por ocho de ancho de la fachada de una torres de once pisos en Deusto se vino abajo, dañando en su caída el tejado de un inmueble colindante. El impacto de los escombros abrió un boquete enorme en el tejado y rompió el techo de un dormitorio del cuarto derecha, donde no dormía nadie en ese momento, ya que los residentes de la vivienda se encontraban de puente.

Los técnicos municipales se han desplazado este lunes al lugar, para valorar los desperfectos y la situación de la fachada desprendida. Según han explicado, "había un problema inicial de construcción", y, debido al fuerte viento, "ha fallado la hoja exterior de la fachada, que no está bien sujeta a la estructura".

Ahora, han indicado, "todavía queda el problema residual del paño superior, que está bastante suelto", por lo que la primera medida es "asegurar ese paño para seguir trabajando".

Además, han explicado que los pisos de la misma mano que la vivienda que recibió el impacto de los escombros se han desalojado, "hasta que se fijen el paño superior y la cubierta afectada, y se apuntalen esas viviendas para que puedan volver y se pueda seguir con los trabajos de la rehabilitación con seguridad".

Los técnicos municipales han señalado que ya había un proyecto de un arquitecto para arreglar la fachada desprendida y las obras iban a comenzar en breve. Tras el derrumbe, el arquitecto que va a dirigir las obras tendrá que hacer una modificación de ese proyecto y una ampliación de los trabajos.

Según han insistido, los trabajos de apuntalamiento y aseguramiento de la cubierta de la comunidad afectada por el desprendimiento durarán "dos o tres días", y todas las viviendas de la mano derecha se han desalojado, ya que "si durante los trabajos de aseguramiento se produjese un desplome, cosa que es probable, caería sobre esa mano", según los técnicos municipales.

De esta forma, se desaloja a los vecinos para "evitar desgracias". "Ha sido muy mala suerte la que han tenido, porque sin el viento no hubiera caído probablemente", han reconocido los técnicos, para añadir que, ahora, de lo que se trata es de "asegurar los edificios para poder montar un andamio y trabajar con seguridad".

"KILOS DE ESCOMBROS"

Por su parte, el hijo del matrimonio propietario del piso cuarto derecha ha explicado que "han caído de pleno cinco pisos de fachada" sobre el dormitorio donde duermen su hermano y él cuando están de visita. "Está todo destrozado, lleno de kilos de escombros, hay un agujero en el techo por el que está entrando agua, y hay que esperar a que apuntalen y aseguren la fachada, para empezar a arreglar el tejado, porque, hasta entonces, no puede hacerse nada", ha explicado.

Tras afirmar que no pensaban que podía pasar algo así, ha dicho que su familia está "muy afectada al pensar lo que podía haber pasado", porque que de haber estado su hermano o el durmiendo en esa habitación "ahora mismo no estaríamos aquí".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento