El Banco Santander "está satisfecho de la manera en que el Gobierno está llevando y, por tanto, acompañando" la negociación de la filial con las autoridades venezolanas para llevar a cabo la venta del banco al Gobierno de Hugo Chávez, según confirmó el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos.

Parece que la armonía existe entre todas las partes, puesto que la Asociación de Usuarios de Servicios Financieros, Ausbanc, apoya la decisión de Chávez de nacionalizar el Banco de Venezuela ante la intención que tenía el presidente de la entidad, Emilio Botín, de venderla a un inversor privado. Y todo ello mientras el Gobierno del mandatario venezolano reconoce haber mantenido una reunión con el presidente de la filial.

Apoyo al Gobierno

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperaciónaseguró que el Banco Santander "está satisfecho de la manera en que el Gobierno está llevando y, por tanto, acompañando, su negociación privada con las autoridades venezolanas", en referencia a las conversaciones que la entidad financiera mantiene con el Ejecutivo de Chávez para vender a su Gobierno el Banco de Venezuela.

El ministro quiso responder, así, a las críticas de la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sánez de Santamaría, que pidió al Gobierno que "defienda los intereses españoles en el exterior". Aseguró, además, que él mismo pudo mantener una conversación con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro.

Intervención

Quiso recordar, además, que aunque se trata de una cuestión privada en la que la compañía lleva el liderazgo, la embajada española "está al tanto de las conversaciones del Banco Santander, de que su intención era vender y lo que hacemos, como con todos los intereses y empresas españoles, es defenderlos". Además, recalcó que "cuando hay un problema o dificultad" el Gobierno interviene "manteniendo la seguridad jurídica y respetando lógicamente el país y sus autoridades, el entorno donde esos intereses están en juego".