Hayder intenta memorizar la letra de una canción de Britney Spears, Anmar está preocupado porque su novia no ha llamado y Ali y su mejor amigo Mohammad se pelean mientras ven la televisión.

Los cuatro son adolescentes iraquíes normales, pero asisten a una escuela en una zona de guerra y graban su último año con una cámara portátil, en un documental llamado Baghdad High que se emitirá el lunes por el canal de cable HBO en Estados Unidos.

Al borde de la guerra civil

La cinta sigue a los jóvenes de 17 años de la generación 2006-2007 en momentos en los que el país está al borde de una guerra civil y su anterior líder, Saddam Hussein, es condenado a muerte por crímenes contra la humanidad.

"Quería mostrar a todos cómo era la vida en Irak con la guerra y cómo las personas van a la escuela y hacen su vida normal con todo lo que sucede aquí", dijo Ali, ahora de 18 años. "Somos iguales a cualquier estudiante de cualquier escuela en Estados Unidos, somos lo mismo", afirmó Ali, que se mudó con su familia a Estados Unidos hace unos seis meses.

Vida normal

"Nos gustan las mismas películas, la misma música, las mismas cosas", añadió. Varias de las escenas muestran a los jóvenes haciendo lo mismo que la mayoría: haciendo deporte, bailando en sus habitaciones, jugando en la escuela. Pero la guerra nunca está ausente de sus mentes, con los frecuentes tiroteos y explosiones.