Este viernes durante un mitin en Florida, el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, se vio interrumpido por un grupo de jóvenes que le criticaron por no haber hecho aún lo suficiente por la comunidad negra.

Los responsables de la interrupción, que se encontraban sentados entre el público, mostraron una gran pancarta en la que se podía leer "¿Qué hay de la comunidad negra, Obama?".

Los seguidores del candidato demócrata trataron de silenciar a los críticos, pero Obama intervino, asegurando que sus preguntas serían contestadas durante el transcurso del acto. Los autores de la protesta aguardaron entonces en sus asientos.

Más tarde, cuando Obama proseguía con su discurso, de nuevo uno de los críticos le acusó de no hacer nada por la comunidad negra. Obama pidió calma a los presentes y dijo que estas cosas son propias de mantener la "democracia en el trabajo". Hacia el final de su intervención, tras atender específicamente las demandas de los críticos, el candidato demócrata templó los ánimos aludiendo a la unidad de todos los americanos.