Detenido en Coruña por acosar a varias personas, desnudarse en la calle y pegar a dos policías

  • Los hechos ocurrieron el pasado martes en la calle Federico Tapia de la ciudad.
Imagen de un coche de la Policía Local de A Coruña en una calle de la ciudad.
Imagen de un coche de la Policía Local de A Coruña en una calle de la ciudad.
GOOGLE STREET VIEW

Un varón de 48 años y de nacionalidad uruguaya fue detenido el pasado martes en A Coruña por amenazar a viandantes en plena calle, agredir a dos policías y desnudarse en la vía pública cuando trataban de reducirlo.

Los hechos, que se han conocido este sábado, ocurrieron sobre las 17.00 horas de la tarde en la calle Federico Tapia. La central de la Policía Local recibió varias llamadas en las que se alertaba de un hombre que acosaba a una mujer e insultaba agresivamente a los viandantes, al parecer sin causa alguna.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla que le preguntó qué había pasado, ante lo cual el varón mostró una actitud "altiva y chulesca", según informa el cuerpo local. Además, se negó "de manera reiterada" a ser identificado por los agentes y llegó a agredir el vehículo policial.

Otro agente acudió al lugar para apoyar a sus compañeros en la tarea de sujetarlo y cachearlo para su posterior identificación. Sin embargo, lejos de colaborar, el hombre empezó a desnudarse en la vía pública y a lanzar ropa a los agentes.

Realizado el cacheo superficial y al ordenarle que subiese al coche para su traslado a comisaría, propinó un puñetazo en el pecho a uno de los policías, aunque no le causó lesiones. Así, cuando intentaron detenerlo, continuó resistiéndose e incluso lesionó una mano de uno de los agentes, al que también rompió las gafas.

Antes de llegar la Policía

Según el relato del cuerpo local, la última mujer afectada por el comportamiento del detenido informaba que "no conocía" a esta persona y contaba cómo le había empezado a gritar y amenazar cuando el hombre le pidió la hora y ella le respondió que no llevaba reloj.

Debido a la actitud del varón, la afectada se escondió detrás de un vehículo hasta que la clienta de un bar salió a auxiliarla y la introdujo en el local.

En ese momento, el posteriormente detenido entró en este establecimiento y uno de los camareros salió en socorro de la víctima. Entonces, el hombre empezó a insultarlos y amenazarlos de muerte hasta que los agentes se personaron en el lugar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento