Errejón lanza un órdago a Sánchez e Iglesias: irse los tres si no logran pactar

Íñigo Errejón, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en imágenes de archivo.
Íñigo Errejón, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en imágenes de archivo.
EFE

El candidato de Más País a la Presidencia del Gobierno, Íñigo Errejón, lanzó este sábado un “guante” a los líderes del PSOE y Unidas Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, para que los tres se comprometan a que, si no son capaces de pactar un Gobierno progresista después del 10-N, no vuelvan a presentarse a las elecciones.

Lo hizo en un mitin en el Teatro Olympia de Valencia y ante unos 800 espectadores, en lo que fue uno de los escasos párrafos de su discurso que pronunció en castellano y no en catalán (“No me sale la jodida palabra”, tuvo que admitir en cierto momento ante las risas del auditorio). El candidato lamentó que en el debate de este viernes en TVE entre los portavoces parlamentarios de los siete grandes partidos, las del PSOE y Unidas Podemos, Adriana Lastra e Irene Montero, repitieran los mismos argumentos que han llevado a repetir elecciones.

“A ver si el lunes nos contestan”, emplazó Errejón a Sánchez e Iglesias para el debate de este lunes, en el que él nopodrá participar por ser Más País todavía una partido extraparlamentario. “Si de estas elecciones no sale un gobierno progresista, ¿no creéis que a lo mejor tendríamos que dar un paso atrás y no volver a presentarnos?”, retó. “Si no estamos a la altura, tendríamos que dar un paso atrás; ahí está mi compromiso. Espero que me recojan el guante”

Pese a denunciar que tanto Sánchez como Iglesias “hacen campaña de la misma manera” que ha llevado a repetir elecciones”, Errejón reconoció al líder de Podemos que “ha sido honesto” al manifestar que, si no tiene los ministerios que pida en un Gobierno de coalición, no apoyará la investidura aunque haya otras elecciones. “Pido la misma sinceridad a Sánchez”, emplazó, pidiéndole que aclare si “renuncia a pedir una abstención técnica al PP”.

Este viernes, el líder del PSOE contestó a una interpelación de Iglesias que no hará una gran coalición con el PP, pero no aclaró si pactará con dicho partido su investidura, y a la vez le retó a que dijera públicamente si volvería a tumbarla por quinta vez. El líder de Podemos respondió en un mitin posterior a esto último reiterando que no regalará los votos que reciba, sino que éstos serán “un mandato sagrado” para exigir de nuevo un Gobierno de coalición.

Sobre el debate

El candidato de Más País, en cualquier caso, insistió en pedir el voto argumentando que “para que el resultado sea distinto, hay que votar distinto”, y justificó medio en broma su candidatura explicando que al PSOE y Podemos “no se les puede dejar solos”, dado que la última vez obligaron a repetir elecciones.

En este sentido, despreció el debate a siete de anoche como “un intercambio de gracietas y de zascas”, cuando “al PP no hay que darle zascas, hay que mandarle a la oposición”, y a “los señorítos de Vox, como les llamó repetidamente, “no hay que regalarles segundas oportunidades”. “Los zascas y las ocurrencias no paran la reforma laboral”, constató, para reprochar al PSOE y Podemos que “les han sobrado spots, minutos de oro”, y, en cambio, en el momento decisivo “les ha faltado sensatez, sentido común”.

Al PP le recriminó también que “hay que dar la cara” cuando supuestamente ha pagado campañas en las redes para fomentar la desmovilización de la izquierda, porque es su única oportunidad. Al “señorito Iván”, por Espinosa de los Monteros, el portavoz parlamentario de Vox, quien se rió en el debate a una referencia a la memoria histórica, le conminó: “De nuestros muertos no se ríe nadie”.

En otras referencias a temas de actualidad nacional, Errejón tachó de “absolutamente vergonzosa” la sentencia judicial que avaló un despido a una trabajadora que se cogió nueve días de bajas justificadas en dos meses, pero la atribuyó a que la reforma laboral del PP sigue vigente, y recomendó humorísticamente al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, “que se tome unos días de baja laboral” cuando se celebre en la capital la Cumbre del Clima, para no pasar vergüenza por revertir algunas de las políticas contra el coche privado de su predecesora, Manuela Carmena.

Joan Baldoví, presente en el mitin

El mitin lo cerró el cabeza de lista de la coalición entre Más País y Compromís (Més Compromís) por Valencia, Joan Baldoví, quien describió el acuerdo entre ambas, no como una confluencia de ninguna de las dos, sino como “un pacto entre iguales”, entre socios que “saben cumplir los acuerdos”. En una reciente entrevista, Baldoví acusó a Unidas Podemos de no haber “sabido cuidar” a sus aliados territoriales, como fue Compromís, y de haber roto su promesa de impulsar un grupo parlamentario valenciano en 2016.

Entre grandes aplausos de la concurrencia, que coreó “¡Baldo, Baldo!” a su llegada al Teatro Olympia y cuanto tomó la palabra, el ya diputado de Compromís recordó que, cuando Podemos apareció y se presentó a las elecciones, “nadie les reprochó que crearan división en la izquierda”, como se hace ahora con Más País.

Baldoví comparó al PSOE y a Unidos Podemos con dos ciervos embistiéndose en sus negociaciones, y abanderó, como viene haciendo toda la candidatura, “la política útil”, que “no juega con el voto de las personas progresistas”. En particular, se dirigió a los valencianos que votaron a Compromís en las elecciones autonómicas del mismo 28 de abril pero se decantaron por el PSOE o Unidas Podemos en las generales, en lo que, según él, terminó siendo “un voto inútil”. Al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, le comparó con el protagonista del cuento infantil ‘Pedro y el lobo’, porque “ya no le cree nadie” cuando asegura que no pedirá al PP que facilite su investidura absteniéndose.

Oltra critica a Sánchez y a UP

Antes que Errejón y Baldoví, la vicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mónica Oltra, alternó críticas a Sánchez, con otras a Unidas Podemos, aunque ella era partidaria de volver a pactar con esta formación en lugar de con Más País, como finalmente se impuso en Compromís. Pese a ello, le presentó como un líder que ha sabido entender que “la política útil es la que lucha contra gigantes y no contra molinos”, y que “la contundencia contra el poder no está reñida con ser amable en la formas” y que “la humildad abre más puertas que la soberbia”. Errejón le devolvió el halago al ensalzarla como “una referencia personal y política sobre la manera de hacer las cosas”, quien le ha enseñado que “la política útil es la que hace pequeños milagros”

A ambos les reprochó estas “elecciones que no tenían que haberse convocado” y sus negociaciones con “mucha testosterona y muy poca oxitocina, señores, señoros”. Les afeó que “se han empeñado en ganar un relato y se han olvidado de la realidad”, cuando la política está para transformar ésta última.

A Sánchez le definió como “un señor que se he presentado no sé cuántas veces a la investidura”, nunca ha conseguido atar apoyos, y, según su versión, “todo el mundo tiene la culpa menos él”. Entre las risas del auditorio, le comparó con un kamikaze que ve a todo el mundo conduciendo en dirección contraria en la autopista. “Empiezo a dudar de que quiera ser presidente. Es como si le entrar una especie de pánico escénico”, bromeó. Al final de su intervención, rechazó que se diga una cosa en campaña y luego se olvide en el Gobierno.

A Podemos le recriminó indirectamente por medio de dos preguntas: “¿De qué sirve la pureza ideológica si después no tienes herramientas para que la gente viva un poco mejor? ¿De qué sirve tener las verdades absolutas si luego tenemos la frustación absoluta de no poder llevarlas a la práctica?”. No obstante, la broma más celebrada de Oltra se produjo cuando llamó, sin referirse a nadie en concreto, a “descarbonizar la economía y a descabronizar la política”.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, quiso poner en valor que “en Compromís sabemos gobernar en coalición”, y se preguntó “qué pasa en Madrid, que no saben hacerlo”, para luego responder con sorna: “Es que faltamos nosotros”. Además, criticó tácitamente al PSOE desde la misma posición que Podemos, al presumir de ser “ una formación política que no olvidamos nuestros compromisos electorales” de izquierda y luego los aplican.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento