Sánchez pide "evitar al PP con los franquistas" y Arrimadas le avisa: "Te va a salir mal, muy mal"

  • Sábado de campaña previo a las elecciones del 10-N.
  • Errejón propone a Sánchez e Iglesias que ninguno de los tres vuelva a presentarse si no pactan.
  • Irene Montero "Sánchez nunca ha cogido el toro por los cuernos con Cataluña".
  • Abascal acusa al PSOE de sacar "viejos odios" en una emergencia nacional.
Combo de imágenes de Pedro Sánchez (PSOE) e Inés Arrimadas (Cs).
Combo de imágenes de Pedro Sánchez (PSOE) e Inés Arrimadas (Cs).
EFE

Líderes de los principales partidos políticos españoles han aprovechado el sábado de campaña, el único de cara a las elecciones generales del próximo 10 de noviembre, para participar en actos públicos. Pedro Sánchez (PSOE) ha estado en Valencia, Pablo Casado (PP) en Pontevedra, Inés Arrimadas (Cs) en Tarragona, Irene Montero (UP) en Barcelona, Santiago Abascal (Vox) en Oviedo e Iñigo Errejón en Valencia, 

Pedro Sánchez (PSOE)

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección, Pedro Sánchez, culpó directamente este sábado a la derecha de que “la ultraderecha vaya con el pecho henchido” porque la derecha la ha fortalecido, y reclamó el voto útil para evitar un “gobierno del PP con los franquistas”.

Desde Mislata (Valencia), Sánchez incluyó en su intervención el aviso de que la ultraderecha se siente “fuerte” hasta el punto de que algunas encuestas ponen a Vox como tercera fuerza política en la cita electoral del 10-N. Precisamente, fuentes de la dirección socialista confirman que Vox tiene muy activado a su electorado y, podría alcanzar ser tercer fuerza ante la caída de PP y Cs.

Y “a la ultraderecha", dijo, “se la vence con los principios democráticos, se la vence condenando el franquismo, el machismo, su xenofobia y su racismo. Condenando su banalización de la violencia de género. Defendiendo los valores democráticos y aislándola, no lo que ha hecho la derecha de este país, porque si andan con el pecho henchido es porque han unido su destino al de la ultraderecha”, reflexionó.

El PSOE optó este sábado, en su acto más multitudinario de la campaña electoral —más de 2.000 personas según la organización— por reclamar el voto y hacerlo además con el aviso del auge de la ultraderecha.

Pablo Casado (PP)

Por su parte, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, proclamó este sábado que ya “tiene las mismas opciones para gobernar” que Pedro Sánchez, tras la convocatoria electoral del próximo 10 de noviembre.

En un mitin-comida en Lalín (Pontevedra), con unos 1.500 comensales, Casado reprochó a Sánchez que rehuyese un debate cara a cara con quien es su “alternativa” en estos comicios generales. Enfatizó que “sólo hay una opción” para quienes quieren “cambio” y que es el PP.

“Hoy el PP tiene las mismas opciones para gobernar que Sánchez”, opinó Casado, para quien el PP cuenta con el plus de “puede dialogar, negociar y pactar” como ya hizo tras las elecciones autonómicas y municipales de mayo.

Atribuyó a la actitud “caprichosa” de Sánchez la repetición electoral y le reprochó que renegase de “cualquier acuerdo de concordia, progreso y tolerancia” a pesar de que el PP le planteó hasta 11 pactos de Estado y apoyar los Presupuestos a cambio de no subir impuestos.

Inés Arrimadas (Cs)

La candidata de Ciudadanos al Congreso de los Diputados por Barcelona, Inés Arrimadas, advirtió este sábado al presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección, Pedro Sánchez, de que su empeño en volver a llevar a los españoles a las urnas le “va a salir mal, muy mal”.

Así se pronunció Arrimadas, durante su intervención en un acto electoral en Tarragona, ciudad a la que definió como el “dique de contención al nacionalismo” en las últimas elecciones autonómicas en Cataluña y a la que presentó como el “trampolín para llevar a La Moncloa a un catalán constitucionalista”: Albert Rivera.

Arrimadas mostró su hastío por tener que afrontar “otra campaña, otras elecciones” debido al “bloqueo” ejercido por Sánchez para formar Gobierno tras su victoria en las elecciones del pasado mes de abril.

Por ello, le advirtió de que “te va a salir mal, muy mal, la repetición electoral”, ya que, dijo Arrimadas, se empieza a percibir el mismo aroma que en Andalucía, donde el PP y Cs gobiernan en coalición con el apoyo de la extrema derecha de Vox tras más de 40 años de gobiernos del PSOE.

Irene Montero (UP)

La portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha afirmado este sábado que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, "nunca ha cogido el toro por los cuernos con Cataluña".

En un acto de campaña junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en la localidad de Santa Coloma de Gramenet, Montero ha señalado que el plan de Sánchez es "usar de excusa" a Cataluña para pactar con el PP.

"Sánchez no intentará pactar con el PP para resolver la cuestión territorial, sino con la voluntad de hacer frente a la situación económica difícil de la única forma que sabe el bipartidismo: restando en derechos, con recortes, y para no restar privilegios a los que dan dinero a sus campañas electorales", ha dicho.

Montero ha destacado los "cambios" de posición sobre Cataluña de Sánchez, antes y después de ganar las primarias del PSOE y antes y después de ser presidente del Gobierno.

"Unidas Podemos somos la única formación que no ha utilizado electoralmente a Cataluña", ha defendido.

Según la portavoz de Unidas Podemos, los catalanes tienen por delante una "tarea central: no dejarse utilizar" por Sánchez.

Montero ha defendido que "es posible encontrar una solución" para Cataluña, solución que pasa por una situación de estabilidad política que permita un diálogo sin apriorismos y con "empatía" y "cariño".

"No va a ser un diálogo fácil, exige valentía y honestidad", ha añadido.

"Esto solo se resolverá votando", ha defendido Montero finalmente sobre la crisis Catalana, antes de señalar que desde Unidas Podemos no cejarán en "trabajar por convencer" a los catalanes para que quieran convivir junto al resto de España, una "España diversa".

Santiago Abascal (Vox)

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha acusado este sábado en Oviedo al PSOE de intentar "tapar" la "emergencia social" de padecen muchos españoles y la "nacional" que se vive en Cataluña sacando a la luz "viejos odios".

Abascal ha protagonizado en el segundo día de campaña un mitin ante más de 2.000 personas en el Palacio de Congresos de la capital asturiana, junto al cofundador de la formación, José Antonio Ortega Lara, donde ha advertido de que el "carroñero de La Moncloa", en referencia al presidente el Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, solo pretende "desenterrar los odios viejos de los españoles".

Ha añadido que todos los ciudadanos deben estar "unidos" ante el "desafío al orden constitucional" y el "golpe de Estado permanente" en Cataluña, para la que ha prometido suspender la autonomía si gana las elecciones, además de ordenar la detención del presidente catalán, Quim Torra, al que ha calificado de "delincuente".

"Hay un golpe de Estado ininterrumpido y sistemático con la permisividad de los Gobiernos de España", ha dicho.

Abascal ha dicho a los asistentes, que al inicio del mitin corearon en pie el himno de la legión El novio de la muerte o la popular canción Que viva España, que su partido "nunca jamás" abandonará una tierra donde los separatistas han crecido por "culpa" de los sucesivos Gobiernos de España.

Frente a la crisis catalana, Abascal ha afirmado que el resto de formaciones solo quieren "ganar tiempo" e intentar que los acontecimientos "se resuelvan solos", lo que, a su juicio, únicamente contribuye a que "se pudran más".

"Nosotros no hemos venimos a ganar, sino a que España gane con nosotros y eso nos distingue de los que quieren el poder por el poder y están dispuestos a decir cualquier cosa", ha recalcado el líder de Vox.

En su intervención, Abascal ha afirmado que ningún partido puede imponer una memoria histórica ni una "idea obligatoria" sobre el pasado y que "a los muertos se les respeta".

Este sentido, ha acusado al PSOE de intentar "deslegitimar" la concordia de la Transición, una organización que cuenta con una historia "criminal" de "terrorismo de Estado" y de pactos con los separatistas y del que no admite "ninguna lección". 

Iñigo Errejón (MP)

El candidato de Más País a la Presidencia del Gobierno, Íñigo Errejón, lanzó este sábado un “guante” a los del PSOE y Unidas Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, para que los tres se comprometan a que, si no son capaces de pactar un Gobierno progresista después del 10-N, no vuelvan a presentarse a las elecciones.

Lo hizo en un mitin en Valencia, en uno de los escasos párrafos de su discurso que pronunció en castellano y no en catalán (“No me sale la jodida palabra”, tuvo que admitir en cierto momento ante las risas del auditorio), donde lamentó que en el debate de anoche entre los portavoces parlamentarios de los siete grandes partidos, las del PSOE y Unidas Podemos, Adriana Lastra e Irene Montero, repitieran los mismos argumentos que han llevado a repetir elecciones.

“A ver si el lunes nos contestan”, emplazó Errejón a Sánchez e Iglesias para el debate del lunes, en el que él no podrá participar por ser Más País todavía una partido extraparlamentario. “Si de estas elecciones no sale un gobierno progresista, ¿no creéis que a lo mejor tendríamos que dar un paso atrás y no volver a presentarnos?”, retó. “Si no estamos a la altura, tendríamos que dar un paso atrás; ahí está mi compromiso. Espero que me recojan el guante”

Mostrar comentarios

Códigos Descuento