Ángel Gabilondo (PSOE) sostiene que el progreso no llegará "votando a la derecha" que estará "condicionada por Vox"

El ex ministro de Educación en el Gobierno de Zapatero y actual portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, sostiene que "un país de progreso" no se conseguirá votando a cualquiera de los "partidos de derechas", ya que en todo caso "estarán condicionados por Vox", alejados de "la defensa de los derechos y las libertades" que ofrece el PSOE.
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilindo, junto con el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, y el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, en Santiago
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilindo, junto con el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, y el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, en Santiago
EUROPA PRESS

El político madrileño ha asegurado este sábado en un encuentro en Santiago -con el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, y el alcalde de la capital gallega, Xosé Sánchez Bugallo- que su "experiencia" le dice que "si el Partido Popular, Ciudadanos y Vox pueden sumar, sumarán", como ya ha ocurrido en comunidades como Madrid, Murcia o Andalucía.

Cree que "envolverlo todo en la bandera de España" no es lo que los socialistas entienden por "defensa de los derechos y libertades", porque detrás de los símbolos -que el PSOE "quiere", ha aclarado- debe haber un "modelo económico, de progreso, justicia social y futuro" para el país y para Galicia.

Está convencido de que el trabajo "por un país solidario, unido por las ideas, la lucha por los derechos y las convicciones" es "lo que necesita" España, y no "un calendario y acción" marcada por el partido de Santiago Abascal.

Además, también ha hecho referencia a las "peculiaridades" de la autonomía gallega y ha trasladado un mensaje a la ciudadanía del territorio para hacerles saber que "no están solos" y que aglutinar el voto en el PSOE traerá "progreso tanto para España como para Galicia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento