Heidi Klum se pone su disfraz de Halloween más desagradable hasta el momento

La modelo Heidi Klum, durante el proceso de transformación para su disfraz de Halloween 2019.
La modelo Heidi Klum, durante el proceso de transformación para su disfraz de Halloween 2019.
EFE/ Jorge Fuentelsaz

La modelo Heidi Klum lleva ya muchos años, veinte, para ser exactos, haciendo de su disfraz de Halloween todo un acontecimiento, pues invierte mucho tiempo y dinero en su atuendo, que después luce en una fiesta que ella misma organiza y que cuenta con su buen puñado de patrocinadores. 

Hombre lobo, mariposa, anciana, gata, Jessica Rabbit, mono, Cleopatra, diosa Kali, cuervo... han sido algunas de sus ideas de años pasado. Pero este Halloween eligió disfrazarse de una suerte de Frankenstein femenino entre lo biológico y lo cibernético. 

La  modelo tardó diez horas en que la vistieran y maquillaran, con un atuendo hecho a medida en silicona y que se puso en una sala acristalada de una tienda de la calle 34 de Nueva York y donde cualquiera podía acercarse a ver el proceso de transformación. 

Hizo falta todo un equipo de caracterización para transformar a Heidi Klum en un ser deforme lleno de cicatrices e implantes mecánicos que resultaba terrorífico y desagradable a partes iguales... como manda la tradición de Halloween. 

Ver esta publicación en Instagram

Still here 😳#heidiklumhalloween2019 #heidiklumhalloween

Una publicación compartida de Heidi Klum (@heidiklum) el

Mostrar comentarios

Códigos Descuento