Javier Sánchez, el hijo (nuevo) de Julio Iglesias, se está planteando vender su futura herencia

  • Inversores americanos y europeos se querrían aprovechar del "factor riesgo" de que el recurso del cantante prospere.
  • El valenciano se debate entre vender sus derechos ahora o esperar.
Fotografías de archivo del cantante Julio Iglesias (i) y Javier Sánchez Santos (d).
Fotografías de archivo del cantante Julio Iglesias (i) y Javier Sánchez Santos (d).
EFE

Hace escasamente un mes, Julio Iglesias recurría la sentencia que le atribuye su paternidad, pero Javier Sánchez Santos, valenciano de 43 años que ha luchado hasta el final la batalla fiscal para que el cantante le reconozca como su hijo, piensa ya en la herencia.

A él le corresponderá, dentro de la parte legítima, una novena parte de la fortuna del artista, dado que, legalmente, es el noveno hijo de Julio Iglesias desde el pasado julio, cuando salió la resolución del caso, y a la espera de la decisión del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia.

Pero el tiempo, más que nunca, es oro. No han acabado todavía las posibilidades de recurso por parte del músico cuando ya hay varios inversores dispuestos a comprarles su parte del patrimonio que legue cuando muera.

Según Fernando Osuna, el letrado que le ha representado durante el juicio, ya hay diversas entidades financieras americanas y europeas dispuestas a comprarles a Sánchez Santos los derechos sobre su posible herencia.

Ante la magnitud de las ofertas de los interesados, el valenciano, asegura el despacho de abogados, admite que "se lo está pensando". Es decir, que, en vista de que, si el recurso prospera se queda sin nada, Sánchez Santos valoraría el viejo dicho de más vale pájaro en mano...

Una fortuna (casi) infinita

El problema radica en que, en caso de no prosperar y que la justicia ratifique que es el hijo de Julio Iglesias, el montante sería muy superior, pues el patrimonio del cantante es prácticamente inabarcable.

A los derechos de autor, que se extiede solo 70 años después de su muerte pero que, como bien refiere Osuna "cada tres segundos se escucha una canción suya en el mundo", habría que sumarle "los bienes inmobiliarios, las participaciones mercantiles, las obras de arte y joyas que pueda tener".

De ahí el dilema de Sánchez Santos. Su abogado revela que, ciertamente, "los inversores pueden obtener cantidades millonarias a un precio bajo", porque "el factor riesgo está presente".

Sin embargo, todo quedará en lo que estime su cliente, dado que el precio "está por concretar" y que no es la primera vez que ocurre. "En el derecho español no es la primera vez que se venden posibles derechos hereditarios, son las llamadas expectativas de derechos", certifica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento