Cómo usar el coche en caso de urgencia médica

En caso de urgencia el conductor puede utilizar tanto señales acústicas como luminosas.
En caso de urgencia el conductor puede utilizar tanto señales acústicas como luminosas.
bobtheskater/Pixabay

Ambulancias, bomberos, policía, guardia civil… los conductores deben facilitar el paso a todos los vehículos prioritarios en servicio de emergencia y avisar y socorrer en caso de presenciar un accidente de tráfico.

Pero, ¿qué pasa si tienes que usar tu propio vehículo para una urgencia médica? Es una situación poco habitual, pero que puede darse en carretera.

Tal y como establece el Reglamento General de Circulación, se considera un vehículo prioritario en servicio de urgencia “si, como consecuencia de circunstancias especialmente graves, el conductor de un vehículo no prioritario se viera forzado, sin poder recurrir a otro medio, a efectuar un servicio de los normalmente reservados a los prioritarios”.

Es estos casos, es importante saber cómo actuar y cómo advertir al resto de conductores de la situación. Para ello, el conductor puede utilizar tanto señales acústicas como luminosas:

  • Usar el claxon de manera intermitente.
  • Usar las luces de emergencia o warning.
  • Agitar un pañuelo o algo similar por la ventanilla para avisar al resto de conductores de la situación.

¿Se deben respetar las normas de circulación?

Según el Reglamento General, los conductores deberán respetar las normas de circulación, sobre todo en las intersecciones. De hecho, las infracciones a las normas de circulación tendrán la consideración de graves.

El resto de peatones y conductores adoptarán las medidas adecuadas, según las circunstancias del momento y lugar, para facilitarles el paso, apartándose normalmente a su derecha o deteniéndose si fuera preciso.

Además, los agentes de la autoridad podrán exigir al conductor la justificación de las circunstancias por las que está circulando como coche prioritario.

Por otro lado, los vehículos prioritarios, como es el caso de las ambulancias, sí que pueden circular por encima de los límites de velocidad. Eso sí, tienen que extremar la precaución, sobre todo en semáforos e intersecciones para cerciorarse de que no existe riesgo de atropello y de que los conductores de otros vehículos han detenido su marcha.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento