¿Le pedirías una pizza a Joan Roca, a Carme Ruscalleda o a Albert Adrià?

  • El libro 'Pizzas para llevar' recoge propuestas creativas muy distintas de la mano de grandes chefs.
Pizza
La pizza, acaso uno de los platos más universales. 
ARCHIVO

¿Le encargarías una pizza a un chef con estrella Michelin? ¿Le pedirías una pizza a Joan Roca, a Carme Ruscalleda o a Albert Adrià? Nos saldría caro, seguramente. Pero podemos tomar nota de sus recetas de pizza. El libro Pizzas para llevar, que acaba de publicarse, recoge algunas de ellas.

Publicado por Planeta Gastro, el libro de Jérôme Quilbeuf y Rie Yasui se centra en una de las elaboraciones más sencillas y polivalentes de la gastronomía y, en concreto, en las recetas de Nonna María, la pizzería que regentan ambos autores en Barcelona.

El libro recoge propuestas creativas muy distintas a las habituales a las que el público está acostumbrado y enseña todos los pasos para elaborarlas en casa.

En esta fiesta de la pizza participan chefs amigos de Quilbeuf y Yasui, que han cocinado especialmente en su restaurante, entre ellos Carme Ruscalleda, los Roca, Albert Adrià, Gascons, Jubany, Gaig, Escribà, Paco Morales, Romain Fornell, Hideki Matsuhisa, Oriol Balaguer, Rafa Peña, Ivan Surinder y Carles Tejedor.

Quilbeuf y Yasui han trabajado en el Sant Pau de Ruscalleda de Sant Pol de Mar y de Tokio, como jefe de cocina y jefe de sala. En su restaurante Nonna María introdujeron el concepto de "Pizza del mes", invitando cada mes a un chef amigo para que preparara una pizza especial a su estilo.

En el libro ofrece a los lectores el fruto de su investigación después de analizar y comer las pizzas napolitanas, romanas, de Chicago, de Nueva York, para acabar elaborando una masa fina con fermentación de 48 horas y la cocción al punto necesario. Esa masa base está formada por:

  • 500 gramos de harina para pizza
  • 300 gramos de agua mineral
  • 17 gramos de sal
  • 20 gramos de aceite de oliva arbequina
  • 4 gramos de levadura fresca

En la introducción del libro, los autores señalan: "seguramente mucha gente pensaba que sin ser italianos no podíamos hacer buenas pizzas, pero nos esforzamos en utilizar nuestros conocimientos gastronómicos para conseguir un producto perfecto". Y añaden que "la pizza es universal y libre" e "igual que hay sushi man no japoneses que ejecutan un trabajo impecable con gran profesionalidad, también hay chefs nipones que ofrecen buena cocina francesa".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento