Sánchez concluye del CIS que un Gobierno fuerte es posible si se unen "los decididos y los indecisos"

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha compartido este martes con militantes y simpatizantes la conclusión que extrae de la macroencuesta preelectoral del CIS, que no es otra que la posibilidad de "romper el muro del bloqueo" el próximo 10 de noviembre y formar un Gobierno fuerte si se unen "los decididos y los indecisos".
Pedro Sánchez, en un mitin
Pedro Sánchez, en un mitin
PSOE

En un mitin en Santander ante 1.500 personas, Sánchez ha advertido no obstante de que nadie de la victoria por ganada porque a día de hoy el PSOE -a quien el CIS otorga una horquilla de entre 133 y 150 escaños- tiene el mismo número de votos que el resto de partidos, esto es, cero.

Sánchez ha pedido a los electores que piensen en sus hijos y nietos a la hora de depositar su voto, que serán quienes en el futuro juzguen si las actuales generaciones fueron capaces de legarles una España donde pudieran "desarrollar todas sus oportunidades", si enfrentaron la amenaza de la emergencia climático o por el contrario se cruzaron de brazos.

"(El 10 de noviembre) nos jugamos si rompemos el bloqueo y dejamos atrás esta discordia y ponemos en marcha nuestro país", ha resumido antes de reivindicar que el PSOE tiene un proyecto para España que fija la vista en el medio y largo plazo, con objetivos tales como erradicar la pobreza infantil en la próxima década, acabar con los asesinatos machistas y la violencia sexual contra las mujeres, lograr la igualdad en el empleo entre hombres y mujeres, o favorecer que los jóvenes se puedan emancipar con 20 años y no con 30.

Sánchez ha afirmado que dentro del panorama político actual sólo el PSOE tiene, además del proyecto, los equipos adecuados para desplegar esta hoja de ruta por todo el país, dado que los socialistas tienen presencia además en todo el territorio nacional.

En un intento de poner en evidencia el bajo nivel del resto de formaciones políticas, se ha referido a cómo Podemos agita el fantasma de una coalición PSOE-PP que en 40 años de democracia nunca se ha dado a nivel nacional; Ciudadanos habla de posibles pactos con Podemos y los independentistas para repartirse "el botín" y la última, la acusación lanzada por el PP respecto de una supuesta pinza del PSOE y Vox para debilitar a la formación de Pablo Casado.

Sánchez ha acusado a todos estos partidos y a las fuerzas independentistas de compartir un objetivo común: "frenar al PSOE" y ha advertido de que el multipartidismo no puede servir para bloquear el país.

Como viene haciendo en sus últimas intervenciones en esta precampaña, Sánchez ha recurrido a la situación en Cataluña para justificar su negativa a formar un Gobierno de coalición con Podemos, cuya marca en Cataluña denuncia la existencia de presos políticos.

Sánchez también ha hecho una leve referencia a la huelga indefinida que universitarios catalanes han iniciado este martes pidiendo que se respete no sólo el derecho de manifestación de los estudiantes, sino también el derecho de profesores y estudiantes de dar clase.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento