Urbanismo contrata estudios geotécnicos para las últimas naves de Artillería pendientes de mejora

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha adjudicado al Instituto Técnico de Materiales y Construcciones, por 57.000 euros, los estudios geotécnicos y patológicos de las naves neoclásica y de cubierta en forma de dientes de sierra de la Real Fábrica de Artillería, edificada en 1782, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) y nuevo contenedor cultural de la ciudad, de cara a futuras obras de conservación en tales naves, las únicas del complejo arquitectónico que aún no han sido objeto de actuaciones de mejora.
Interior de la Fábrica de Artillería
Interior de la Fábrica de Artillería
EUROPA PRESS - Archivo

Los trabajos contratados, según el Ayuntamiento hispalense, se desarrollarán por espacio de unos cinco meses y tratarán de obtener información básica sobre el estado de las estructuras y cimentación de estas naves, de cara la redacción de los consiguientes proyectos de restauración, es decir de las obras como tal.

De esta forma, se pretende conocer con detalle defectos, deficiencias y patologías que puedan existir tanto a nivel constructivo como de materiales en estas naves, "las últimas dependencias del complejo en las que aún no se ha intervenido", según el Consistorio.

Con relación a este edificio histórico, por cierto, la Gerencia de Urbanismo ha incoado un expediente de oficio para rescindir el contrato adjudicado en octubre de 2018 a la empresa Grucal Infraestructuras, para la "dotación transitoria de servicios y repavimentación del patio del taller de herramientas".

En concreto, el vicepresidente de la Gerencia de Urbanismo emitió el pasado 13 de agosto una resolución en torno al contrato licitado en 2018 para promover "obras para dotación transitoria de servicios y repavimentación del patio del taller de herramientas de la Real Fábrica de Artillería", toda vez que el contrato en cuestión fue adjudicado en octubre de aquel año a la empresa Grucal Infraestructuras por 181.563 euros.

Según la mencionada resolución del vicepresidente de la Gerencia de Urbanismo, recogida por Europa Press, para la finalización de las obras fue en principio "estimada" la fecha del 17 de abril de 2019, toda vez que tras varias ampliaciones del plazo de ejecución de los trabajos a petición de la empresa, que actualmente afronta problemas por deudas por importe de unos 2,6 millones de euros, el pasado 30 de julio, la dirección facultativa de las obras emitía un informe en el que hacía constar una vez más "el incumplimiento del contratista", pues en esa fecha, "transcurrida la práctica totalidad del plazo prorrogado, la empresa no ha reiniciado la ejecución de los trabajos, encontrándose las obras en la misma situación en que estaban a finales de enero del presente año".

Así las cosas, la Gerencia de Urbanismo zanjaba que la situación revelaba "un supuesto de incumplimiento de los plazos de ejecución del contrato por causa imputable al contratista", toda vez que "la inacción de la adjudicataria para hacer frente a los compromisos de plazos inicial y prorrogado constituyen un incumplimiento grave de las obligaciones recogidas en el contrato suscrito", extremo que ha llevado a este organismo autónomo del Ayuntamiento a emprender un expediente de oficio para la rescisión del contrato.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento