Ramiro González "coincide" con Azpiazu en que las reformas fiscales no deben suponer una menor recaudación

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha reiterado que cualquier reforma fiscal que se pueda llevar a cabo "no puede" tener como resultado una merma en la recaudación global, por lo que ha expresado su "coincidencia" con la reflexión efectuada por el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, en este sentido.
Ramiro González 'coincide' con Azpiazu en que las reformas fiscales no deben suponer una menor recaudación.
Ramiro González 'coincide' con Azpiazu en que las reformas fiscales no deben suponer una menor recaudación.
EUROPA PRESS - Archivo

González, que ha comparecido ante los medios de comunicación tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno foral, se ha referido a las afirmaciones efectuadas este pasado lunes por Azpiazu en relación a una posible modificación del modelo tributario.

El consejero de Hacienda manifestó que una reforma fiscal que implique una disminución de los ingresos tributarios afectaría negativamente a la "calidad" de los servicios públicos, que se financian con el dinero procedente de la recaudación.

El diputado general ha recordado que él mismo defendió esta misma idea hace dos semanas, cuando se mostró partidario de efectuar una "reflexión" sobre una eventual reforma fiscal.

González manifestó entonces que dicha reflexión debería afectar a la globalidad de los impuestos, incluidos el de Sucesiones y el de Patrimonio, y que no debería producir una "alteración sustancial" en el nivel de ingresos tributarios, por lo que cualquier modificación en un determinado impuesto debería ser compensado a través de otra figura tributaria.

De esa forma, el diputado general ha afirmado este martes que "coincide" con el "fondo" de las declaraciones del consejero. "Cualquier modificación no puede suponer una menor recaudación; es lo que dije hace dos semanas", ha manifestado.

González ha subrayado que el actual nivel de presión fiscal en Euskadi es "razonable", por lo que no se ha mostrado partidario de introducir cambios que, en términos globales, supongan una disminución de los ingresos que sustentan los servicios públicos.

El diputado general ha asegurado que en la reflexión que iniciarán en 2020 las instituciones vascas en torno a una posible reforma tributaria habrá que conjugar los objetivos de mantener la recaudación -con el fin de garantizar la calidad de los servicios públicos-, y de asegurar la "competitividad" de los territorios de Euskadi para retener y atraer riqueza e inversiones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento