El niño que murió en la playa fluvial del Ebro podrá ser repatriado a Francia

  • Se están investigando los hechos.
  • El suceso ocurrió el lunes y el niño entró "clínicamente muerto" en el hospital.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA

El niño francés de cinco años que murió el martes tras pasar la tarde anterior en la playa fluvial del Ebro podrá ser inhumado, tal y como autorizó el Juzgado de Instrucción número 1 de Zaragoza. El menor falleció el martes en el Hospital Miguel Servet, tras ingresar en estado de "muerte cerebral". Su cuerpo podrá ser repatriado al país vecino, después de que se lleven varios trámites administrativos.

El informe preliminar de la autopsia, que se llevó acabo en el Instituto de Medicina Legal, determina que el niño murió por una anoxia cerebral y asfixia por sumersión, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, aunque faltan las últimas pruebas.

El padre del niño fallecido acudió voluntariamente al juzgado el martes por la tarde y formuló una denuncia para que se investiguen los hechos, después de que se le ofreciera la posibilidad de emprender acciones.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento