El peronista Alberto Fernández, nuevo presidente de Argentina tras derrotar a Macri en primera vuelta

El peronista Alberto Fernández, tras ganar las elecciones presidenciales en Argentina, acompañado de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.
El peronista Alberto Fernández, tras ganar las elecciones presidenciales en Argentina, acompañado de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.
FABIÁN MATTIAZZI / EFE

Alberto Fernández, el candidato peronista a la presidencia de Argentina, logró este domingo el 48,01% de los votos en las elecciones generales, con el 95,8% de las mesas computadas, lo que supondría una victoria en primera vuelta, según los datos del escrutinio provisional.

Por su parte, el actual presidente, Mauricio Macri, cosechó el 40,45%, un resultado mejor del anticipado por las encuestas.

De mantenerse esta tendencia, no será necesaria una segunda vuelta prevista para el 24 de noviembre en el caso de que ningún candidato alcance el 45% de los votos o mas del 40% y diez puntos de ventaja sobre el segundo.

Según el escrutinio provisional, por detrás quedaron las propuestas de Roberto Lavagna, con el 6,14%, seguido de lejos por los otros tres postulantes: Nicolás del Caño (Frente de Izquierda y de los Trabajadores), con el 2,07%; Juan José Gómez Centurión (Frente Nos), con el 1,72% y José Luis Espert (Unite por la Libertad y la Dignidad), que obtuvo el 1,47%.

El candidato Alberto Fernández ha ganado sin necesidad de celebrar una segunda vuelta, derrotando así al actual mandatario, Mauricio Macri, según los primeros resultados oficiales.

Fernández, que lleva como candidata a la Vicepresidencia a la exmandataria Cristina Fernández (2007-2015), llegaba como favorito a estas elecciones presidenciales, las novenas de la actual democracia argentina, después de haber aventajado en 16 puntos en las primarias de agosto pasado a Macri y su segundo, el peronista disidente Miguel Ángel Pichetto, que han sufrido el desgaste de la larga crisis económica que arrastra el país.

Macri reconoce la derrota

El actual presidente argentino, Mauricio Macri, reconoció su derrota y afirmó que llamó a su principal adversario, Alberto Fernández, para felicitarle por su triunfo y que le invitó a desayunar el lunes para iniciar un "periodo de transición ordenada".

"Que lleve tranquilidad a todos los argentinos, porque acá lo único importante es el futuro y el bienestar de los argentinos", dijo el líder de la coalición Juntos por el Cambio ante simpatizantes que se congregaron en su búnker electoral, en el barrio de Palermo de Buenos Aires.

El escrutinio provisional de las elecciones de este domingo, que tuvieron un 80,81% de participación, es responsabilidad del Ministerio del Interior y, aunque no tiene validez legal, tiene valor informativo sobre el resultado de la elección el mismo día de los comicios.

El recuento definitivo, que hará la Justicia electoral a partir del martes próximo, es el que tiene peso legal para confirmar los resultados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento