El agua que se envasa en Granada es la de mayor "calidad" de España y es la única que obtiene una calificación de "sobresaliente", según ha puesto de manifiesto en un estudio el experto catador Benet Oliver-Rodés, analista del 90 por ciento del agua que se embotella en toda la geografía española.

El agua que se genera en Granada "es la que tiene mejor sabor del país", ha aseverado en el informe Rodés, quien ha destacado entre sus virtudes "su enorme potencial para actuar como remedio contra los transtornos del sistema digestivo".

El elevado índice de sales y ácidos del líquido elemento granadino, ha asegurado el catador, no supone ningún riesgo para la salud, es más, "alivia la acidez y la pesadez de estómago".

Mientras que el agua de capitales como Barcelona, Menorca y Santiago de Compostela obtiene unas calificaciones de 4, 5 y 6 sobre 10, la de Granada es valorada con un 9.

Para Oliver-Rodés, el agua de calidad es la que tiene "una composición equilibrada", lo que le aporta un sabor agradable: un poco de sulfatos, un poco de sodio y un poco de cloruros.

El 90 por cien del líquido elemento que se envasa en España pasa, cada tres meses, los "estrictos controles" del laboratorio de la familia Oliver-Rodés y casi la totalidad de las 104 marcas diferentes de agua han elegido al catador, de 75 años, para que refrende la composición de su líquido.

Oliver-Rodés, presidente de una empresa que factura dos millones de euros al año, es la cabeza visible de una familia dedicada al análisis del agua desde hace más de un siglo.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA