Barcelona rechaza el fallo del Supremo y pide liberar a los "presos políticos"

Pleno municipal de Barcelona
Pleno municipal de Barcelona.
EUROPA PRESS

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha mostrado este viernes, con los votos favorables de ERC, Barcelona en Comú y JxCat, su rechazo a la sentencia del Tribunal Supremo contra los dirigentes soberanistas y ha reclamado la liberación de los "presos políticos" y el libre retorno de los "exiliados".

Esta declaración institucional, presentada por los dos grupos independentistas con representación en el municipio y consensuada con el espacio de los comunes, ha vuelto a mostrar así las divergencias entre la formación de la alcaldesa, Ada Colau, y el PSC, socio de gobierno que ha votado en contra de la declaración, con relación al conflicto político catalán.

El texto aprobado, que cuenta con siete puntos, denuncia "la regresión de derechos y libertades" en el Estado y la "judicialización de la política", afirma que "Cataluña tiene derecho a la autodeterminación" y muestra el rechazo del consistorio a "cualquier forma de violencia".

"La vía penal no ha sido la adecuada para resolver una cuestión de carácter político", indica asimismo la declaración institucional, que denuncia también que "el juicio se ha desarrollado sin las garantías exigibles".

Los líderes de ERC y JxCat en el consistorio, Ernest Maragall y Elsa Artadi, han coincidido en que el texto acordado con BComú es de "mínimos", aunque han dicho que recoge lo que piensan el 80% de los catalanes, según ellos.

"Lo que ha sucedido estos días no es el final de nada, es el principio de todo. Pero tenemos un Estado ciego y sordo", ha afirmado Maragall, en relación a las movilizaciones de la última semana tras la sentencia.

Artadi ha explicado que algunos concejales constitucionalistas admiten en privado que la condena a los líderes soberanistas es excesiva: "Lo que muchos decís en privado nos gustaría que los dijerais en público".

El concejal de Presidencia, Jordi Martí (BComú), ha defendido que "mientras haya presos, no llegarán las soluciones" al conflicto político, porque no se logrará un diálogo sincero entre las partes, aunque también ha señalado la desorientación del Govern.

El primer teniente de alcalde, Jaume Collboni (PSC), ha asegurado que el juicio ha sido transparente y ha dicho que las protestas por la sentencia son fruto de la "frustración por las mentiras de buena parte del independentismo". 

La presidente de Cs en Barcelona, Luz Guilarte, ha negado que en España haya presos políticos ni exiliados: "Ser independentista no es delito, pero cometer sedición y malversación sí que lo es", ha dicho.

Josep Bou (PP) ha dicho que la proposición es resultado de la "impotencia y la rabia" que les produce el inicio del fin del proceso soberanista, y les ha reprochado construir su relato a base de mentiras e ignorancia.

"No se puede ser nacionalista como lo sois porque crea un etnicismo muy peligroso", ha asegurado el líder de BCN Canvi, Manuel Valls, que cree que algunos catalanes se han creído el discurso, lo que puede llevar al desastre, según él.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento